AL DERECHO Y AL REVÉS | La penúltima mentira

Domingo Alberto Rangel

0

Leer artículos donde opinan políticos a quienes la polarización ha llenado de odios y de irracionalidad, la mayoría de las veces es asunto fastidioso por los temas que en esos escritos se tratan.

Sucede que a menudo y uno diría que casi siempre, el tema se relaciona con la última barrabasada que el autor le atribuye al adversario… tema presentado ante los lectores con prosa moralista y como asunto novedoso… siendo que si se trata de abusos o corrupción… el asunto lleva días o semanas de haber sido “tendencia” en las redes… donde ya nadie recuerda el hecho porque a diario aparecen nuevos robos y violaciones del ordenamiento legal… que sepultan el hecho narrado en el olvido.

Peor… porque de un político y más si el ciudadano pretende que lo elijan diputado… o incluso si el susodicho pretende sabotear la elección de otros… se espera que si va a escribir sobre un hecho que hasta las piedras lo conocen… al menos por respeto al medio y los lectoresproponga solución al problema protestadopara que no vuelva a ocurrir una barbaridad semejante.

Como esas soluciones nunca aparecen… estos artículos de políticos predecibles porque escriben de hechos harto conocidos… solo los terminan leyendo sus autores y el entorno que les rodea. Y en realidad se pueden calificar como escritos mentirosos.

Pero en esto de inventar realidades inexistentes hay otra categoría que son los políticos y fablistanes mentirosos… no solo cuando escriben… sino que también mienten cuando declaran a la prensa: En general son los que llevan dos décadas pronosticando el fin de la hegemonía bolivariana… y nunca le piden excusas o perdón por tan garrafal equivocación a los lectores… pero también los que cual gatos escondiendo la caca ahora llaman “infiltrados” a quienes fueron grandes colaboradores de los gobiernos chavistas… y resultaron grandes ladrones.

A esta categoría de políticos mentirosos y predecibles no solo pertenecen los que han calificado nuestro sufrido país como “potencia” -¿?- sino también los que convocaron presidentes latinoamericanos a ver cómodamente sentados lo que decían iba a ser la debacle de la FANB en una “batalla de los puentes” que terminó en payasada… los que anuncian “ayudas humanitarias” para la población… cuando en mente tienen robarse todo lo que gobiernos estadounidenses abusivos e irresponsables… les ponen en sus manos, etc.

En general esos politiqueros son como quien nace barrigón que según el dicho popular… “ni que lo fajen chiquito”… porque seguirán mintiendo y ante semejante panorama… si uno quiere ser útil… es deber de patriota desenmascararlos.

Pero no es necesario esta vez hacerles propaganda por el nombre de cada uno de esos mentirosos… porque la ciudadanía los conoce y les ha dado la espalda… sino creo que se debe desenmascarar la próxima mentira que intentarán promocionar que es su “modus comendi” porque estos embustes se pagan en divisas.

¿Cuál será esa próxima gran mentira… y cuándo ocurrirá?

La respuesta es simple pero sin ser uno brujo o sabio persa cabe explicar cómo y cuándo la piensan montar: Entonces lo primero que harán estos mentirosos será esperar a que el CNE entregue los datos oficiales de las elecciones de diputados.

Una vez conocido el dato que entre temores por la pandemia… falta de combustible para los vehículos y el irracional alza del costo de la vida señalado desde hace años por la economista Pascualina Curcio… quien datos en mano acusa a los grandes empresarios y al gobierno de Trump como impulsores… sin que nadie con poder haga o proponga nada por evitarlo… estos politiqueros mentirosos tendrán a mano una cifra inventada para hacer ver que en la abstencionistasinvergüenza por las preguntase ilegal consultaparticiparon muchos más venezolanos que en la elección de diputados.

Si el CNE anuncia 6 o 9 millones de participantes… el mentiroso autoproclamado dirá mondo y lirondo… que en la consulta “por internet”… participaron 12 o 15 millones… y los fablistanes mentirosos repetirán cual loros.

Y así seguirán todas las Navidades repitiendo la cifra inventada… hasta que los agarre el 24 y el 31.

Y después de un tiempo… digamos en enero… volverán a recordar algo que si es verdad… que la misma internet donde mentirosamente y en pocos días anunciarán 12 o 15 millones de participantes en la consulta… resulta que en enero será imposible de usar.

Esa será la penúltima mentira… vienen otras más.

Domingo Alberto Rangel