AHORA LOS PUEBLOS | La Paz es la Estrategia (II)

Anabel Díaz Aché

0

“Nuestra responsabilidad no solamente es salvar
a Latinoamérica o América, ahora tenemos
la enorme responsabilidad para salvar
a la humanidad que habita en este planeta Tierra”
Evo Morales Ayma [1]

Hace doscientos años, los días 25, 26 y 27 de noviembre de 1820, Bolívar y Morillo firmaban en Santa Ana de Trujillo, los Tratados de Armisticio y Regularización de la Guerra. Las contradicciones internas de un imperio español decadente y el triunfo del Ejército Libertador en Boyacá, el 7 de agosto de 1819, marcaron el rumbo de los acontecimientos. Bolívar se crece como estadista y logra además de la suspensión de las hostilidades, el reconocimiento por parte del Reino de España de la naciente República de Colombia y la regularización del conflicto ante los horrores y crímenes cometidos; creando así un importante precedente para el derecho internacional.

“Para el Libertador, la paz era la posibilidad de lograr la independencia evitando la pérdida de mayor cantidad de vidas humanas y calamidades al pueblo (…) Bolívar le arrebató la iniciativa a Morillo al agregar al armisticio un tratado de regularización de la guerra (…) Este proyecto del Libertador ampliaba el marco de la negociación y transformaba un simple acuerdo transitorio de suspensión de hostilidades en un tratado entre Estados soberanos… en caso de firmarse le daba reconocimiento formal y efectivo a Colombia como sujeto de derecho. He ahí el verdadero objetivo de Bolívar, mientras le concedía carácter táctico al armisticio, entendía la dimensión estratégica que podría alcanzar la firma del tratado de regularización de la guerra” [2].

Bolívar nos legó en ese acto, la paz como estrategia de los pueblos. Pudiera resultar contradictorio, si pensamos que tan sólo siete años antes, había firmado en la misma ciudad el Decreto de Guerra a Muerte. Los pueblos comulgan con la cultura de la vida, cuando el opresor impone la violencia y la guerra, saben ofrendar la sangre de sus mejores hijos e hijas, siempre para liberarse y salvaguardar la felicidad de las próximas generaciones. Cada vez que se presenta la oportunidad, cultivan el diálogo para ahorrar sufrimientos y sacrificios innecesarios a los pobres. Cuando los pueblos tienen la posibilidad de incidir, eligen la paz y no la guerra.

El Profesor Pedro Calzadilla, en su artículo Ajedrez En Trujillo: La Guerra y La Paz, nos señala: “Chávez… se inspira en este ejemplo para concebir la diplomacia bolivariana de paz, especialmente para fortalecer e iluminar los esfuerzos por alcanzar un acuerdo de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC”. Tanto Bolívar como Chávez reconocen la importancia geoestratégica de la Nueva Granada -hoy Colombia- para el diseño de cualquier estrategia continental, puesto que su territorio, presenta entre otras ventajas, ser bisagra entre Centroamérica y Suramérica.

Colombia, ha sido sistemáticamente sometida a un proceso de balcanización por bandas paramilitares que controlan territorios, constituyéndose en un verdadero Estado fallido. Donde las contradicciones entre la rancia oligarquía y la cúpula narcoparamilitar que ha cooptado a las instituciones públicas, han profundizado la violación masiva de los Derechos Humanos, en lo que podría calificarse como terrorismo de Estado. Es Colombia el mejor ejemplo, de los planes imperialistas de la élite globalista militar financiera para el continente.

A cuatro años de la Firma de los Acuerdos de Paz en La Habana, entre la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Estado colombiano, después de más de 60 años de lucha armada, que costó a su pueblo millones de vidas, Colombia se encuentra actualmente ocupada por las fuerzas militares estadounidenses, que pretenden seguir usándola como base de operaciones para la desestabilización de la región, en su estrategia de guerra permanente.

Para entender la lógica bajo la cual opera la élite globalista militar financiera desde Estados Unidos, evaluemos el dato siguiente: siendo es el país más golpeado por la pandemia del covid-19, su Congreso aprobó, con los votos de demócratas y republicanos, el Presupuesto Federal 2021, asignándole un 54% del total a los gastos para la defensa y tan solo un 7% a los gastos en salud [3]. Entendiendo, por la experiencia, que su defensa consiste en bombardear a civiles desarmados y financiar bandas terroristas, sabotaje a las economías y acciones de guerra híbrida, como las operaciones psicológicas y ataques a las monedas nacionales, en los países que representen algún interés para ellos.

Así comprenderemos de manera más sencilla la vigencia de la paz, como estrategia de los pueblos en Bolívar y Chávez, y el papel que le corresponde jugar al pueblo venezolano en la batalla electoral del próximo 6 de diciembre. Sólo propinándole una contundente derrota al imperialismo y sus operadores locales, estaremos apostando a la paz y consolidando los procesos de liberación de los pueblos del continente.

Anabel Díaz Aché

[1] Intervención del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, durante IX Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América, ALBA-TCP, 19/04/2010. http://todochavezenlaweb.gob.ve/todochavez/639-intervencion-del-comandante-presidente-hugo-chavez-durante-ix-cumbre-de-la-alianza-bolivariana-para-los-pueblos-de-nuestra-america-alba-tcp

[2] Rodríguez Gelfenstein, Sergio (2020) TRINCHERA DE IDEAS | A 200 años de los tratados de Trujillo y el encuentro entre Bolívar y Morillo en Santa Ana. Voces. Ciudad Caracas

[3] TELESUR (2020) Presupuesto federal de EEUU: más guerras y menos salud. https://www.telesurtv.net/news/presupuesto-federal-eeuu-mas-guerras-menos-salud-20201012-0022.html