“Hay que formarnos con la ergonomía y aplicar sus conocimientos”

0

El doctor Rafael Eduardo González es nuestro entrevistado. Nacido en Maracay el 14 de octubre de 1966. Expresa que su nacimiento fue prematuro (7 meses) y su madre Albertina de los Ángeles se aferró a San Rafael Arcángel para que saliera bien el parto y, por agradecimiento, le colocó el nombre de este santo.

Su infancia transcurrió como trabajador, por varias razones: era muy inquieto, se esmeraba en ayudar a su familia y a las personas más necesitadas, hasta sacar adelante sus estudios. Se formó en Ergonomía Ocupacional (Universidad de Québec, Canadá). Posteriormente, obtuvo su Maestría en Salud Ocupacional e Higiene del Ambiente Laboral (Universidad de Carabobo, núcleo Maracay) y un 12 de octubre de 2004 obtuvo su doctorado en Ergonomía y Neurociencias del Trabajo, en el Conservatorio Nacional de Artes y Oficios de París, Francia.

En su formación académica contó con el apoyo de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho, a través de una beca-crédito. Tiene una trayectoria de 20 años como ergónomo. Además, es docente e investigador en la Universidad Bolivariana de Venezuela –como en otras universidades del país–, administrando la cátedra de Ergonomía. Ha ofrecido formación en postgrados de Salud Ocupacional e Higiene del Ambiente Laboral en Brasil, Canadá, Portugal y Venezuela. Es asesor en varios entes públicos y privados, apoyando a la clase trabajadora en tener mejores condiciones ergonómicas –desde sus espacios laborales– y hasta despertar la sensibilización en sectores gerenciales, a fin de que conozcan cómo están sus trabajadores.

La importancia de la ergonomía

La ergonomía –como tradicionalmente se conoce–, es la ciencia que estudia el trabajo, con el objeto de transformarlo. Plantea González: “A mi modo de ver las cosas, es un vasto proyecto de toda una vida. Si todas y todos tenemos un oficio, una profesión, o realizamos una faena de trabajo diaria y gracias a la ciencia -como también a la observación y al escuchar de forma atenta-, existe una profesión que estudia esa categoría, que pocos estudian y analizan y, a decir verdad, tanta falta nos hace para nuestra supervivencia, como lo es el trabajo”.

Y continúa explicando que “los ergónomos contribuimos a la planificación, diseño, evaluación de las tareas, trabajos, productos, organizaciones, entornos y sistemas; para hacerlos compatibles con las exigencias, capacidades, fortalezas y debilidades, de la clase trabajadora”.

La ergonomía se estudia de forma relacionada desde sus aspectos físicos (formas antropométricas, anatómicas, fisiológicas y biomecánicas del ser humano; movimientos en repetición, levantamiento manual de carga, etc.), los aspectos cognitivos (la percepción, los razonamientos, la memoria y las respuestas motrices, la carga mental, la fiabilidad, el estrés y la formación relativa al diseño persona-sistema). También optimiza las organizaciones (reglas y procesos en aspectos vinculados con la comunicación, la gestión, el diseño del trabajo, la asignación de tareas, la armonía comunitaria y del hogar, el trabajo colaborativo, las organizaciones virtuales, el teletrabajo y la gestión para la calidad). Como podrán darse cuenta, el mundo de la ergonomía es complejo e interesante. De hecho, nuestro pueblo tiene una idea bastante adecuada de lo que esto representa, y los espacios laborales que les rodean, permite que se profundice su conocimiento y aplicación”, asevera González.

Instancias en materia de ergonomía

En algunos sectores industriales y científicos, la ergonomía, tal y como se conoce en muchos países, aún se encuentra en desarrollo. En nuestro país existe la Asociación de Ergonomistas de Venezuela (Asoergve), la cual cumplió siete años de haber sido registrada (Rafael González es su presidente).

También se cuenta con la Asociación Internacional de Ergonomía y la Unión Latinoamericana de Ergonomía, cuyo fin es proteger la salud y la seguridad en el sector trabajador, tanto público como privado.

En mayo de este año, la Asoergve, elaboró una guía procedimental para la protección del personal sanitario durante la pandemia del covid-19, donde se describen las responsabilidades del personal en funciones de Dirección, del Comité de Seguridad y Salud Laboral, de los Delegados de Prevención, así como, las características de los equipos de protección personal que debe utilizar este personal. También se explican las precauciones a considerar, durante el traslado y movilización del personal de salud, el uso del equipo de protección personal y a su vez, detalla los procedimientos que deben cumplirse antes, durante y después de retirarse del centro asistencial (así como, al salir y al llegar a sus hogares).

La base de elaboración de este documento, fueron las recomendaciones generales de Bioseguridad (emanadas de la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio del Poder Popular para la Salud). “La Asoergve, viene promoviendo foros, charlas y encuentros, y explica cómo la ergonomía puede colaborar con la adecuación del teletrabajo (trabajo a distancia, en tiempos de pandemia y posterior a ella). Con estas estrategias, se tiene la pretensión de llevar el conocimiento de ésta ciencia al sector público y privado, a objeto de proteger a nuestro principal tesoro, el pueblo venezolano”, recalca nuestro entrevistado.

Retos de Asoergve para el 2021

El reto es impulsar un encuentro de alto nivel –en materia de ergonomía–, con invitados internacionales y dar a conocer la experiencia de Venezuela. “Por otro lado, en función de la cantidad de trabajadoras y trabajadores que se enferman y fallecen –por enfermedades ocupacionales–, proponemos al Presidente de la República, impartir una formación intramuros sobre el cómo mantenernos saludables (específicamente, a nuestros dignatarios, ministros, ejecutivos, líderes sociales y/o comunitarios), al incorporar la práctica de la actividad física, recreativa, la meditación, la alimentación balanceada, el descanso, el chequeo médico anual y el acercamiento con la cultura y el deporte (…) En ese mismo orden de ideas, es necesario que antes y posterior a la pandemia, el pueblo trabajador siga protegiéndose y amándose. En caso de algún síntoma, acudir al centro de salud, donde puedan ser atendidos”, concluye González.

Ciudad CCS / Siboney del Rey