Yoel Amaya: Ser joven no es garantía de eficiencia

0

 

Ingeniero mecánico, graduado en la UCV. Presidente de la Federación de Centros Universitarios (FCU), de la UCV. Director del periódico Proceso.

-¿Por qué se ha devaluado tanto el movimiento estudiantil?

-Te responderé desde la lejanía de casi 30 años de haber egresado de la Universidad y desde la cercanía de ser espectador y parte de la sociedad que  padece la tragedia actual del movimiento estudiantil y de las universidades. Hay un movimiento estudiantil que  responde a intereses de grupos económicos y políticos nacionales e internacionales, nuestra juventud ha sido inclementemente bombardeada por una campaña psicológica y mediática que hace que responda y acompañe a políticas del capital internacional contra nuestro país. En Venezuela se ensayó y se puso en marcha la “Revolución de colores” con consignas, objetivos y símbolos de derecha. Muchos de esos dirigentes estudiantiles son parte del Gobierno de Guaidó y están saqueando nuestros recursos. El movimiento estudiantil ha perdido autonomía en la elaboración y puesta en marcha de sus propias políticas y planes de lucha, y su dinámica fue secuestrada por partidos de derecha y las expresiones de izquierdas o chavistas han sido burocratizadas y mediatizadas desde el poder del Estado. Perdiendo su fuerza e irreverencia. Yo diría que como movimiento no está solamente devaluado sino quebrado ideológicamente, no acompaña las luchas históricas  del pueblo venezolano. Increíblemente ha defendido consorcios económicos de medios de comunicación, intereses oligopólicos, religiosos y defienden a violadores de derechos humanos. Las universidades autónomas han estado paralizadas por más de tres años y no hay voces estudiantiles reclamando el reinicio de clases, los espacios y edificaciones se caen a pedazos y los dirigentes miran para otro lado. Autoridades rectorales con su mandato vencido por más de un quinquenio, fuga de  investigadores y profesores y no hay propuestas ni políticas al respecto

– Usted, que es Ingeniero Mecánico, ¿siente que los profesionales están muy bien remunerados?

– Como el resto de los trabajadores, están subpagados, sobreviviendo con salarios en bolívares que alcanza si acaso para un día en una economía dolarizada.  Por eso hay profesionales que han optado por migrar y llevar sus conocimientos y fuerza de trabajo a otros países. Todo el esfuerzo del Estado venezolano en las últimas décadas por financiar y ejecutar políticas educativas de gratuidad de la educación universitaria se va hacia Europa y EEUU, últimamente para Suramérica. Contradictoriamente un gobierno socialista le resuelve sin costo alguno el problema de déficit de profesionales de la salud y de otras áreas a países con gobierno neoliberales. Así como el gobierno diseñó y ejecuta una política exitosa del combate al coronavirus, integrando al sector salud con ciencia y tecnología, hay que impulsar un plan para el desarrollo de las fuerzas productivas, donde los trabajadores y profesionales sean parte dela solución de problemas del país y se recupere el valor del salario

-Hay muchos jóvenes participando en cargos importantes del Gobierno de Nicolás Maduro, ¿Ser joven es garantía de eficiencia?

-La eficiencia no es un tema generacional, está ligada a la formación académica y política del militante, a su praxis diaria, al cómo resuelve un problema y para qué lo hace. Ser joven no es garantía de eficiencia. Creo que el presidente Maduro ha querido incorporar la rebeldía, el ímpetu y la fuerza de la juventud para mover ese monstruo en que se han convertido el Estado venezolano. Un Estado paquidérmico, que se traga todos los recursos y ejecuta muy poco. El presidente ha insistido en formar una generación de relevo que esté formada políticamente y gerencialmente. Ojala tenga éxito para el bien del país. Estos jóvenes ministros y presidentes de instituciones deben bajarse de las caravanas de camionetas blindadas y escoltas, para caminar y usar transporte público. Dejar las compras en bodegones y hacerlas en mercados populares. Ir a escuelas y liceos públicos a evaluar cómo están funcionando, hacer las colas para surtir gasolina.  Escuchar y conversar con el pueblo, solo así, podrán tener noción de la realidad y problemas cotidianos de nuestros pobladores. Es preferible que se equivoquen construyendo comunas y ejecutando políticas públicas con el poder popular, que ser exitosos gobernando desde una oficina.

-¿Qué lectura hace de las últimas elecciones parlamentarias?

-Estas elecciones se hacen bajo el escenario de un bloqueo económico, financiero y comercial por parte del gobierno de los EEUU y sus lacayos. Las consecuencias han sido catastróficas para nuestra población en alimentación, salud, servicios públicos y educación. Los efectos se viven a diario, nuestra gente escucha el crujir de la economía cuando tienen las ollas y sartenes vacíos. El gobierno ha hecho todos los esfuerzos para un dialogo con sectores de la oposición y los ha extendido a sectores económicos y productivos. Estas conversaciones dieron sus frutos en la renovación del CNE, condición para la participación política amplia en este proceso electoral. Cabe mencionar que la ineficiencia y mal manejo de servicios públicos por parte del gobierno hizo que llegáramos a las elecciones con: apagones y racionamientos de electricidad, sin gas doméstico, sin gasolina y con escasez en el suministro de agua potable. Se dio una participación alrededor del 31% de votantes que dijeron sí a la paz, un sí a dirimir las diferencias políticas en contienda electoral y no en golpes de Estado, y le dieron un No rotundo a la injerencia y bloqueo de los EEUU. La abstención no es un triunfo de la oposición pitiyanqui y entreguista, es una respuesta de nuestro pueblo a los padecimientos económicos y de vida, es una protesta en silencio a la prepotencia y mala política económica del gobierno, y debemos escucharla. Es un momento para dejar atrás la soberbia y prepotencia y actuar con humildad, el nuevo parlamento debe convertirse en el foro de debate político por excelencia del país, los diputados deben salir al encuentro de los trabajadores, mujeres, profesionales y artistas, recorrer caminos, y senderos. Repetir la historia de la última Constituyente donde unos cuantos hablaban y la mayoría escuchaba, sería catastrófico para la Republica. Es momento de la unidad de los patriotas, demócratas, bolivarianos y nacionalista para salvar la República.

“Corrupción, dónde estás que no me alcanzas”, es una frase que se dice por ahí. ¿La corrupción ha alcanzado a mucha gente en el gobierno, incluso a sus amigos?

-La corrupción es parte del sistema capitalista y está presente en las gestiones de gobierno, más aún, si no termina de morir el viejo sistema ni termina de nacer la nueva sociedad solidaria. Se necesita tener formación ideológica, ética política, estar constantemente con el pueblo y mucha humildad para no caer en tentaciones de corrupción. Si la forma de gobierno fuera en comuna y con el poder popular, con transparencia en manejo de recursos, evitando la discreción en asignación de contratos y compras, se disminuye la corrupción. Cuando comenzó el primer gobierno de Chávez, se planteó que la información era poder para el pueblo, y se propuso la contraloría social. Tristemente muy poco se ha hecho en estos 20 años, es una deuda que tenemos. Desde niño escuchaba la canción de Roberto Carlos: “Yo quiero tener un millón de amigos y así más fuerte poder cantar…”. Toda la vida me la he pasado haciendo amigos y amigas, entre ellos a Roberto Malaver, Earle Herrera, Mecha, Rosa, William, Freddy, etc, quienes son unos insignes pelabolas para orgullo de este oriundo de Cagua.
__________________

Retrato Hablado

“El cine es un instrumento valiosísimo de penetración de la realidad”. Así afirmó una vez en una entrevista Tomás Gutiérrez Alea, “Titón” para sus amigos. Fue el cineasta más destacado de Cuba. El padre del cine cubano, decían algunos críticos. Asumió el cine como lo que decía: Una manera de ver la realidad. Así dirigió la película La muerte de un burócrata –en 1966–, donde reflejó una realidad que se vivía en Cuba para ese momento de la revolución. Una película que fue premiada tanto nacional como internacionalmente. Después, en 1968, realizó Memorias del subdesarrollo, donde sigue contando la realidad cubana luego que triunfó la revolución. Y siguió haciendo el mejor cine cuando filmó Fresa y chocolate, película que fue nominada al Oscar. En el momento de su filmación fue operado de cáncer, y su amigo Juan Carlos Tabío terminó la película. También dirigió Guantanamera y La última cena. Un hombre que supo dejar en el cine su pensamiento, porque también fue un gran intelectual. Fundó junto a otros artistas de su época el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC). Había nacido en La Habana, el 11 de diciembre de 1928, y murió en la misma ciudad el 16 de abril de 1996.
__________________

El viernes de Lira

Roberto Malaver