La victoria esperada del Gran Polo Patriótico

J.J. Álvarez

0

La gran victoria del Gran Polo Patriótico (GPP) en las elecciones parlamentarias de Venezuela del pasado domingo, 6 de diciembre de 2020, y el regreso de la mayoría de las fuerzas revolucionarias a la Asamblea Nacional (AN, institución legislativa que ha estado en manos de una dirigencia apátrida, terrorista, entreguista, corrupta y proimperialista), constituye un claro ejemplo de realismo político democrático en el panorama electoral constitucional que enfrenta a la hipocresía y crueldad de la desquebrajada administración Trump y de sus acólitos; que en su descarada descalificación de la justa expresión popular de los venezolanos que legítimamente ejercieron con gran estoicismo el derecho a elegir sus diputados en medio del combate contra la pandemia por el covid-19.

La elección de la nueva AN fue la condena del pueblo venezolano a los métodos fascistas de aquellos mercenarios de la oposición que se han aprovechado de un transmutado poder para enriquecerse ilícitamente por medio de acciones traicioneras contra el Estado venezolano; contando con el apoyo y la filosofía de rapiña del imperialismo norteamericano, el mayor violador de Derechos Humanos (DDHH) en desesperado intento de surpervivencia de su sistema.

Los graves y repetidos errores del fascismo de EEUU y de sus títeres locales llevaron sus acciones a hundirse estrepitosamente en el lodo que salpica el edificio de la Casa Blanca. Con sus errores EEUU subestimó nuevamente al pueblo elector venezolano que puso todo para salir victorioso en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre que se blindaron con el respaldo de una fuerza políticamente diferente, el Gran Polo Patriótico.

Con la nueva AN regresa al poder legislativo el GPP en condiciones muy difíciles pero con una mayoría absoluta de 253 de los 277 escaños que conforman el parlamento venezolano. Los 5 años de la AN controlada por la oposición ultrareaccionaria han sido desastrosos para el país por su caótica política sometida a los designios de EEUU y la UE.

La victoria del Gran Polo Patriótico ha sido un paso más hacia la perpetuación de las ideas de Bolívar, Sucre y Hugo Chávez Frías, contra la política imperialista impulsada por la más ciega y torpe cruzada antivenezolana.

J. J. Álvarez