AHORA LOS PUEBLOS | Venezuela: Desafíos 2021

Anabel Díaz Aché

0

“Solo en socialismo, nosotros derrotaremos la inflación,
solo en socialismo derrotaremos la especulación…” [1]
Hugo Chávez

El pasado 21 de diciembre, el presidente Nicolás Maduro Moros sostuvo una reunión con las diputadas y los diputados electos a la Asamblea Nacional, que asumirán el próximo 5 de enero para el periodo parlamentario 2021-2026, en la que señaló la necesidad de establecer responsabilidades, por las acciones emprendidas por los legisladores salientes en contra de la economía, los intereses de la nación y en perjuicio de la vida del pueblo venezolano.

Resaltó también el primer mandatario nacional, la importancia del Poder Legislativo, para mantener el equilibrio y la necesaria separación de los poderes públicos, debido a que entre sus funciones se encuentran la de elegir o ratificar a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, a los rectores del Consejo Nacional Electoral, y a los funcionarios que dirigirán los organismos del Poder Ciudadano, como son la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo y la Contraloría General de la República. El Parlamento tiene la potestad de interpelar a los funcionarios públicos para la rendición de cuentas, mecanismo que el Presidente llamó a activar para combatir el burocratismo, la corrupción y a los infiltrados u oportunistas que dentro de las filas del chavismo solo persiguen intereses particulares.

Asimismo, pidió retomar el parlamentarismo de calle, como un mecanismo efectivo para el ejercicio de la democracia participativa y protagónica. Emplazó a los nuevos parlamentarios, para que en conjunto con las instituciones se avocaran a la búsqueda de soluciones inmediatas a las graves problemáticas, que producto del criminal bloqueo económico y financiero, al que ha sido sometida la República desde 2014, está enfrentando la población. Mencionó como tarea fundamental, legislar sobre los Parlamentos Comunales, para el fortalecimiento del Poder Popular.

El presidente Nicolás Maduro, indicó la importancia de implementar una metodología de investigación que a través del diagnóstico-acción-reflexión, permita junto al pueblo evaluar el impacto de las agresiones imperialistas en la vulneración de derechos y del sistema de protección social, diseñado por el Gobierno Bolivariano. Especificó la grave situación en la que se encuentran los servicios públicos. Propuso el Plan 200 como estrategia a seguir por los 512 diputadas y diputados principales y suplentes; en él se establecen líneas de acción, objetivos y metas para superar la crisis inducida que enfrenta nuestra economía. [2]

El principal desafío que enfrenta el Gobierno Bolivariano consiste en la necesaria defensa del salario; para lo cual un conjunto de economistas ha realizado diversas propuestas, entre ellas me referiré a la del diputado electo Tony Boza: “La Ley Antibloqueo Para el Desarrollo Nacional y la Garantía de los Derechos Humanos, en su artículo 18, numeral 1, establece ‘Desarrollar sistemas compensatorios del salario o del ingreso real’. Es de hacer notar que al tratarse de mecanismos compensatorios en términos de ‘valor real’, necesariamente implica algún tipo de mecanismo de indexación salarial, o compensación vía otras asignaciones que contemplen la indexación, bien sea automática en tiempo real, o quizás con un factor de corrección periódico de la capacidad adquisitiva de los trabajadores y trabajadoras. Para ello es fundamental valorar la dimensión revolucionaria del Petro como un activo financiero que incorpora valores reales a la economía al tiempo que compensa la desproporción en la retribución al factor trabajo, compensa la depresión significativa que sufre la demanda agregada y reactiva la economía” [3].

Debemos buscar mecanismos poco ortodoxos, creativos e integrales, como el Petro, que nos permitan superar la Guerra Económica, a través del fortalecimiento del Bolívar, como moneda nacional frente al dólar criminal, rescatar el salario del pueblo trabajador, impulsar y proteger la pequeña y mediana producción nacional, con énfasis en las unidades familiares de producción y en la producción comunal, como forma de proteger a las familias, como núcleo fundamental de la sociedad, es imperante profundizar la construcción del Socialismo del SXXI, frente a la decadencia del capitalismo mundial.

Este ha sido un año difícil para los pueblos del mundo y especialmente para Venezuela, que en medio de la pandemia ha tenido que superar todo tipo de agresiones, desde las económicas-financieras, pasando por la invasión de nuestras costas por parte de mercenarios, hasta dos intentos de magnicidios pagados por la ultraderecha colombo-venezolana y el gobierno saliente de Estados Unidos.

Grandes pérdidas ha tenido el chavismo, siendo la más reciente la muerte de José Vicente Rangel, quien militó toda su vida en la izquierda y luchó por la defensa de los Derechos Humanos del pueblo, el hombre del diálogo y el entendimiento, que durante el golpe de Estado del 2002, no dudó en acompañar en cualquier circunstancia al Comandante Chávez.

Frente a los pronósticos agoreros, Venezuela vive una Navidad en Paz, y pese a la austeridad, celebramos el triunfo electoral de las fuerzas chavistas; y con la reconquista del Parlamento, la esperanza de alcanzar la justicia, la prosperidad y la reconciliación nacional.

Anabel Díaz Aché

[1] Intervención del Presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela Hugo Chávez durante encuentro con candidatos y candidatas del PSUV a la Asamblea Nacional, 7/05/2010. http://todochavez.gob.ve/todochavez/699-intervencion-del-presidente-del-partido-socialista-unido-de-venezuela-hugo-chavez-durante-encuentro-con-candidatos-y-candidatas-del-psuv-a-la-asamblea-nacional

[2] Nicolás Maduro en reunión con diputados del Gran Polo Patriótico, 21 de diciembre de 2020. https://www.youtube.com/watch?v=m2ybSq1yZVU

[3] Boza, Tony (2020). Indexar los Salarios, Ideas para el Debata Popular y el Parlamentarismo de Calle. Ediciones “El Parlamentarismo de Calle”. Fundación Construyendo Ciudadanía. Maracaibo.