AHORA LOS PUEBLOS | Latinoamérica: Desafíos 2021 (I)

Anabel Díaz Aché

0

“…es una crisis terminal, estructural del capitalismo.
Y siento que estamos reunidos en un buen momento, para debatir,
y proyectar la gran unidad de los países de América sin Estados Unidos,
para poder liberar a nuestros pueblos”
Evo Morales

Después de una década ganada (2006-2016), de grandes avances económicos y sociales, de la mano de liderazgos con fuerte arraigo popular, que posicionaron a Latinoamérica como un polo emergente de poder, logrando reunir a la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) con China como nueva potencia económica mundial. Conformándose oficialmente el Foro China-CELAC (FCC), el 17 de julio de 2014 en Brasilia, durante el mandato de Dilma Rousseff, a quien este atrevimiento le costó un Golpe de Estado Parlamentario, auspiciado por Estados Unidos, que la sacó de la presidencia el 12 de mayo de 2016, a pesar que no se pudo demostrar su implicación en crimen doloso o improbidad administrativa. La segunda década del siglo XXI ha significado una fuerte disputa entre las fuerzas restauradoras neoliberales, que con el apoyo de Estados Unidos han implementado golpes parlamentarios, violencia callejera (en una nueva versión de las revoluciones de colores), asedio y bloqueo económico, contra los gobiernos que no les son afines a sus intereses; y las fuerzas populares latinoamericanas, que han adquirido mayor conciencia antimperialista y de la importancia estratégica de la conformación de un bloque regional, donde confluyan los movimientos progresistas y revolucionarios.

El año 2020 estuvo signado por tres procesos electorales, las elecciones generales en Bolivia donde los movimientos indígenas y las fuerzas populares lideradas por Evo Morales retomaron la presidencia, luego del Golpe de Estado ordenado por Estados Unidos e implementado por la Organización de Estados Americanos. Las elecciones parlamentarias en Venezuela, donde las fuerzas chavistas retomaron la Asamblea Nacional, acabando con la diseñada estrategia estadounidense de gobierno paralelo. Las elecciones en Estados Unidos, donde el trumpismo pierde la presidencia frente a Biden, profundizando la división entre la élite y las bases populares, que no ven representados sus intereses en ninguno de los partidos tradicionales.

Comenzamos la tercera década del siglo con una crisis de legitimidad de las democracias representativas, producto de la crisis orgánica del capitalismo neoliberal. Las repercusiones de la decadencia en la hegemonía estadounidense, profundizadas por las secuelas económicas y sociales de la pandemia por COVID-19, no dejan a ningún país de la región exento de un estallido social.

Presenta el año 2021 un intenso cronograma electoral. El primer encuentro en Ecuador, el 7 de febrero para elegir al Presidente y Vicepresidente, que relevarán a Lenin Moreno, quien llegó al gobierno con los votos del Partido Revolución Ciudadana, que luego traicionó y sometió a juicio a su compañero de fórmula Jorge Glas. Moreno ha implementado fielmente las políticas neoliberales, alineando al país andino con los intereses estadounidenses; su caótica y negligente gestión de la pandemia causó graves daños a la salud, a la vida y a la economía del pueblo ecuatoriano. Razón por la cual, las encuestas dan como favorito al candidato Andrés Arauz, del movimiento político Fuerza Compromiso Social, respaldado por Rafael Correa.

La segunda cita, serán las elecciones parlamentarias y municipales del 28 de febrero en El Salvador, donde el presidente Nayib Bukele, quien asumió en junio de 2019, someterá la aceptación de su gobierno al escrutinio popular. A diferencia de su predecesor Salvador Sánchez Cerén, Bukele se alineó con el gobierno de Estados Unidos a cambio de la prórroga por parte del Estatuto de Protección Temporal de los migrantes salvadoreños, quienes son desplazados por las bandas paramilitares que controlan extensos territorios del país centroamericano. Asimismo, procedió a desconocer el gobierno del presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela y expulsar al embajador venezolano y a su esposa quien se encontraba para el momento con un embarazo de alto riesgo.

Bolivia será el escenario del tercer proceso electoral de 2021, el 7 de marzo con las elecciones regionales y municipales. Esperemos que el avance de las fuerzas populares e indígenas logren recuperar espacios ocupados por la derecha fascista, racista y golpista del andino país.

El cuarto evento sucederá el 11 de abril con las elecciones generales en Perú, país que atraviesa una profunda crisis política que ha ocasionado la llegada y caída de tres presidentes en dos años. Entre las razones de tal inestabilidad tenemos destitución por corrupción de Pedro Pablo Kuczynski (2018), presidente fundador del Grupo de Lima; destitución por corrupción de Martín Vizcarra; renuncia de Manuel Merino por presión popular en rechazo a la fuerte represión; nombramiento de Francisco Sagasti, como presidente interino, durante la crisis de noviembre de 2020. Perú ha sido uno de los países con peor gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el covid-19, las fuerzas populares han realizado un llamado para la conformación de una Asamblea Constituyente como vía de solución a la crisis de legitimidad.

El quinto encuentro, será el mismo 11 de abril en Chile, donde elegirán a los 155 integrantes de la Convención Constituyente, la cual también tendrá 18 escaños reservados para representantes de comunidades indígenas. Quienes ganen redactarán la nueva Constitución y dejarán sin efecto la constitución pinochetista. También en esta fecha los chilenos deberán votar en las elecciones municipales y regionales. La derecha chilena no ha podido capitalizar a su favor, el estallido social iniciado por los estudiantes de secundaria en 2019, presentando el país una situación preisurreccional que deberán resolver por la vía pacífica.

Otros eventos electorales sucederán para este 2021 y los analizaremos detalladamente. Por ahora, despediremos el 2020 con una hipótesis: las fórmulas que gozan de mayor aceptación, por parte de las fuerzas populares latinoamericanas, para el logro de sus objetivos son, la vía electoral para alcanzar el poder político y la constituyente para sentar nuevas bases institucionales y nuevas reglas del juego.

Anabel Díaz Aché

Fuentes consultadas:

(1) Intervención del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, durante segunda sesión presidencial y clausura de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), 3/12/2011.
Disponible en: http://todochavezenlaweb.gob.ve/todochavez/6248-intervencion-del-comandante-presidente-hugo-chavez-durante-segunda-sesion-presidencial-y-clausura-de-la-cumbre-de-la-comunidad-de-estados-latinoamericanos-y-caribenos-celac
(2) Luna, Jorge (2020), Nuevo Mapa Político Latinoamericano 2021. Prensa Latina, Agencia Informativa Latinoamericana.
Disponible en: https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=415739&SEO=el-nuevo-mapa-politico-latinoamericano-en-2021