AHORA LOS PUEBLOS | Latinoamérica: desafíos 2021 (II)

Anabel Díaz Aché

0

El triunfo electoral en 2018 de Andrés Manuel López Obrador, del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), cambió la correlación de fuerzas en la región, donde en esta segunda década del siglo XXI, venimos asistiendo a un avance de las fuerzas restauradoras del neoliberalismo. En el caso de México, como Colombia, se trata de dos Estados cooptados por el narcoparamilitarismo, donde la violencia ha tomado unos niveles inusitados.

El próximo 6 de junio, 95 millones de mexicanos están convocados a las urnas, para las elecciones intermedias a la Cámara de Diputados y a 15 gobernaciones de los 32 gobiernos estatales. MORENA se enfrentará a la coalición de los principales partidos de la derecha, el Partido Acción Nacional (PAN), y el Partido Revolucionario Institucional (PRI), quienes se han propuesto arrebatarle la mayoría parlamentaria al partido de gobierno. Es importante destacar que luego de dos años como presidente, López Obrador mantiene un sólido apoyo popular.

En Argentina, será el 24 de octubre cuando le toque al presidente Alberto Fernández la evaluación de la popularidad de su gobierno, en los comicios legislativos en los que se renovarán parcialmente curules de senadores y diputados, con la coalición de derecha CAMBIEMOS como principal fuerza opositora. Debemos considerar que el país austral atraviesa por una grave crisis económica, no solo por los efectos dela pandemia por convid-19, sino por la nefasta y entreguista gestión del gobierno antecesor que dejó las finanzas nacionales severamente comprometidas con los organismos multilaterales.

El complejo panorama político chileno, después de la elección de los constituyentes en abril, tendrá una cita definitiva con la historia, cuando el 21 de noviembre deba acudir a las elecciones presidenciales y parlamentarias. El presidente Sebastián Piñera, con una muy golpeada popularidad, deberá enfrentarse con el favorito de las encuestas, el candidato del Partido Comunista Chileno, Daniel Jadue, quien se desempeña como alcalde reelecto de Recoleta, comuna del Norte de Santiago. Parece indetenible el cambio de rumbo en Chile, hasta ahora, bastión del neoliberalismo en la región.

El 28 de noviembre se realizarán las elecciones generales en Honduras, país que atraviesa desde 2009 una situación de inestabilidad política, derivada del golpe de Estado apoyado por Estados Unidos contra el presidente Manuel Zalaya. El actual mandatario, Juan Orlando Hernández, fue reelecto, pese a que esta figura no está contemplada en la constitución, bajo fuertes denuncias de fraude. Se enfrentará Xiomara Castro, del Partido Libertad y Refundación (LIBRE) apoyada por Zelaya, con los candidatos de los tradicionales Partido Nacional y Partido Liberal.

Honduras ha significado históricamente el enclave centroamericano de las fuerzas estadounidenses para el ataque a la Revolución Sandinista y los procesos de Paz en Guatemala y El Salvador. En la última década, Honduras ha sido punto de partida de diferentes oleadas de migrantes con destino a Estados Unidos, producto de las políticas neoliberales implementadas por los gobiernos derechistas y el desplazamiento violento de las poblaciones por bandas paramilitares. La población hondureña, enfrenta escaso acceso a la educación y la salud, así como precarias condiciones laborales.

Culminará el calendario electoral de la región en Venezuela, donde se estarán eligiendo gobernadores y asambleas legislativas de los 23 estados del país, el próximo 5 de diciembre. Derrotada la estrategia diseñada en Estados Unidos de gobierno paralelo, con la recuperación de la Asamblea Nacional por parte de las fuerzas chavistas, la oposición pondrá nuevamente a prueba su “vocación democrática”, en una posibilidad de alcanzar espacios concretos de poder.

En este año 2021, dos actores emergentes seguirán dominando la escena política, los indígenas y las mujeres. Dos grandes victorias así lo demuestran, en Bolivia la consolidación del liderazgo de Evo Morales y en Argentina la legalización del aborto. Otros temas que ocuparán la agenda de lucha de las fuerzas populares latinoamericanas, serán: el acceso universal a la vacuna contra el covid-19, donde está sobre la mesa la propuesta del presidente Nicolás Maduro a los países miembros del Alba-TCP sobre la necesidad de desarrollar un banco propio de vacunas, el fortalecimiento de los sistemas públicos de salud, la reestructuración de los sistemas públicos de educación, el cese de los bloqueos criminales e ilegales contra Cuba, Venezuela y Nicaragua; así como la deslegitimación de las estructuras de dependencia política de la decadente hegemonía estadounidense, como la Organización de Estados Americanos (OEA).

En Latinoamérica, dos modelos se mediarán en su capacidad por enfrentar los efectos de la pandemia y reorganizar los espacios de integración regional como ALBA-TCP, UNASUR y CELAC en función del nuevo orden mundial, el neoliberalismo vs. socialismo del siglo XXI.

Anabel Díaz Aché

Fuentes consultadas:
Luna, Jorge (2020). Nuevo Mapa Político Latinoamericano 2021. Prensa Latina. https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=415739&SEO=el-nuevo-mapa-politico-latinoamericano-en-2021