Parroquia Adentro | Personajes pintorescos de la Caracas de ayer

0

En nuestra ciudad han habido personajes o tipos “populares”, a muchos se les conocían por sus apodos y quedaron inmortalizados en los libros de crónicas, en la prensa y en los recuerdos anecdóticos de la familia caraqueña.

Empezamos con uno llamado “El loco Saturnino” también conocido como “Ropasanta”, era pacífico y paseaba por las calles con los pies descalzos y con un pantalón andrajoso. Era el año de 1641 en Caracas, este personaje repetía una cuartilla profética que decía “Que triste está la ciudad, perdida ya de su fé, pero destruida será, el día de San Bernabé, quien lo viviere lo verá”, nadie lo tomaba en serio, hasta que llegado el día, este corrió a la colina de El Calvario, eran las 9 de la mañana del día 11 de junio, cuando de pronto se produce un fuerte sismo, el cual arrasó con centenares de casas y sepultando a decenas de pobladores de Caracas y La Guaira, era el Día de San Bernabé.

En el siglo XIX, en los alrededores del mercado de San Jacinto era frecuente conseguir personajes populares, entre ellos estaba “el general Sauro”, un humilde quincallero coreano quien se hacía nombrar “Capitán General”. Otro personaje que las autoridades tenían orden de arrestarlo por sus locuras y escándalos era conocido como Santiago “pellizquito”. Este tenía la manía de pellizcar a cuanto ser viviente se le atravesara. El mismo presidente Crespo mando a que lo metieran preso, pero el Gobernador de aquel momento lo perdona, razón por la que “Pellizquito” se arrodilló para dar las gracias y levantando las faldas de la levita del Gobernador le propina un pellizco con tal fuerza que lo levanto de su asiento. El señor Gobernador le rió la gracia y sobándose la parte afectada, le mando a salir de su presencia.

Otros personajes populares fueron retratados y publicados por la revista quincenal El Cojo Ilustrado a fines del siglo XIX, entre ellos se nombra a “Cara de Gallina”, “El tercer profeta”, “El mocho del teatro” y “Niño andando”. A principios de 1900 estuvo deambulando una mujer que tenía ínfulas de grandeza, cubierta de andrajos rematando con una cola de trapos de varios colores, en su cabeza, llevaba una gorra de papel adornadas con plumas de gallina. Los muchachos al verla gritaban y huían diciendo: ¡Allá viene la “Linterna Mágica”!
Otro personaje, pero ya en el mundo del hampa, se le conoció con el apodo de “Petróleo Crudo”, fue uno de los ladrones más populares en los anos 40s, y su apodo se debe por su color de piel y por lo resbaloso, ya que casi nunca se dejaba echar mano por la policía.

Parroquia Adentro:
Julio González Chacín. Fundador †
Renny Rangel.
Gabriel Torrealba Sanoja
Ricardo Rodríguez Boades
parroquiadrentro@gmail.com