La araña feminista | Argelia pa’ la Asamblea

0

Yo no conocía a Argelia Laya en persona pero he conocido a un montón de mujeres que cuando se les pregunta cómo llegaron al feminismo comienzan diciendo: “…yo conocí a Argelia Laya” o “yo estuve con Argelia Laya en…”. Es así que a Argelia Laya la encontramos en la genealogía del movimiento feminista venezolano tanto como en la de varias generaciones de feministas.

Sus palabras “nunca me he dejado humillar ni por mujer, ni por negra, ni por pobre” marcan la pauta del feminismo popular venezolano.

Esta frase pone en palabras cimarronas lo que hoy las académicas llaman la intersepcionalidad y es, según mi opinión, el alma del afrofeminismo venezolano, ese que encarnan mujeres como: Eumelia Hernández, Nora Castañeda y Argelia Laya, por nombrar algunas mujeres que se situaron ante la vida como negras y trabajadoras. La lucha es de identidad de clase, género y etnia, porque nuestros cuerpos resisten en simultáneo al capitalismo, al patriarcado y al racismo y sabemos que no basta con hacerle frente solo a una cara del monstruo, hay que acabar con él, en todas su formas.

En el libro “Nuestra Causa” Argelia nos invita a “seguir construyendo sociedades basadas en la felicidad total de las personas, aquí en nuestra propia tierra…”. Más de 30 años tiene esta frase y sigue estando vigente, sobre todo para el pueblo afrodescendiente que hoy está en la Asamblea Nacional.

En su último documento (1997), Argelia escribe: “Como luchadora social por la democracia verdadera, por la justicia, la paz, la causa de las mujeres y de todos los derechos humanos, nadando siempre a contracorriente, he podido avanzar al lado de las mujeres y los hombres con quienes he compartido suerte y trabajos”.

La cimarrona Argelia nos dejó un legado de lucha y también una agenda, de ella les presento unos puntos: Consolidar en el marco legislativo la participación política con paridad y alternancia entre mujeres y varones. Reconocer con acciones materiales el valor de los trabajos de cuidado de la vida y ponerlos en el centro de las políticas públicas y de la agenda legislativa.

Reconocer en nuestros códigos y leyes los acuerdos internacionales suscritos en materia de derechos sexuales y derechos reproductivos y esto incluyendo el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos y embarazos; es decir, conquistar la despenalización del aborto.

Asumir de forma radical la crítica y contraloría social sobre los medios de comunicación y su papel en la cosificación de las mujeres y reproducción del machismo y el racismo, sobre todo en los medios que están bajo la responsabilidad del Estado.

Defender nuestras instituciones y revolución de los conservadurismos religiosos y honrar la laicidad de nuestro Estado como única garantía de políticas públicas libres de sesgos y prejuicios religiosos y justas para todas y todos.

“Consenso, convivencia pero no coexistencia con todo aquello que hay erradicar”.

¡Argelia presente!

Por Alejandra Laprea

http://encuentrofeminista.weebly.comwebfeminista@gmail.com
___________

Feminismoenlosmedios

Programa Con Voz Propia, viernes 8:00 pm, Radio del Sur, dirigido y conducido por Alba Rengifo. Programa Congénero, Telesur, sábados.