LUNASOL | Los cursos de Socialismo Bolivariano

William E. Izarra

0

Los cursos de Socialismo Bolivariano que dicta el Centro de Formación Ideológica (CFI) constituyen una de las formas de lucha para estimular las condiciones objetivas y subjetivas que aceleren la viabilidad del Socialismo Bolivariano. El estudio y la investigación contenidos en el programa del curso son métodos generadores de conocimiento que bifurcan su acción hacia la creación de referencias conceptuales que le den sustento a una nueva teoría revolucionaria del Socialismo Bolivariano y a la que identificamos como Teoría de la Emancipación.

Además, estudio e investigación generan la activación de elevados niveles de conciencia multiplicadores de energía para resistir y vencer las adversidades contrarrevolucionarias.

Por otro lado, derivados de la creación de nuevos conocimientos estimulados por el estudio, aparecen los modelos conceptuales que agudizan la interpretación de la Revolución Bolivariana y su meta a alcanzar que se concreta en el cambio de estructura, es decir, la transformación del capitalismo en Socialismo Bolivariano.

Estimo que en 22 años del accionar del proceso revolucionario se ha logrado un significativo porcentaje de: (1) inclusión social y de (2) revalorización del sentido comunitario expresado en las categorías Patria, nacionalismo y solidaridad. Ambos logros han sido un factor desencadenante de la espiritualidad (energía morfogenética) del ser que se traduce en ese efecto de camaradería y fraternidad que se denomina “el espíritu de cuerpo”.

Los cursos más que una enseñanza o capacitación para las habilidades de la persona en su desempeño laboral, son un instrumento para la lucha por asumir la direcconalidad de la ruta y caminos. Es, más que un cuerpo de teoría para el currículo del ser, una herramienta para agudizar su talento revolucionario que le dé el ímpetu inquebrantable hasta alcanzar la meta de la Revolución que es la sedimentación del Socialismo Bolivariano, tanto en la teoría como en la práctica.

El inicio de la desaceleración en 2007 hay que relacionarlo con la pérdida de la Asamblea Nacional (AN) en 2015 y el estancamiento ideológico como factor mutilador de la vía que nos conducía al cambio de estructura y a la emancipación plena (2015-2020). Ambas coyunturas (2007 y 2015) son consecuencia de la falta de dominio de la idea revolucionaria, promotora de la conciencia y de la fuerza transformadora para asumir plenamente el cambio de estructura que se traduce en ir del capitalismo al socialismo.

Adicionalmente, tenemos que considerar que en los resultados obtenidos en las elecciones para la AN del pasado 6D-2020, se observa un decrecimiento de los votos chavistas. Si tomamos la cifra de votos obtenidos por el presidente Nicolás Maduro en su reelección del 2018 (6.2 millones) y la comparamos con las cifras del 6D-2020 suministradas por el Consejo Nacional Electoral (CNE), el Gran Polo Patriótico (GPP) obtuvo 4.2 millones. Lo que representa una disminución de 2 millones de votos del chavismo. Hecho que induce a concluir que sigue el incremento de la desaceleración de la Revolución Bolivariana.

Ahora bien, partiendo de la existencia de la desaceleración y asumiendo que se tiene que detener esa tendencia, lo que procede es darle impulso al proceso revolucionario para avanzar hacia la consecución de sus metas. Ese impulso lo identificamos como re-aceleración, lo que significa retomar con energía e ímpetu la masificación de la teoría revolucionaria. Dentro de los contenidos de la teoría revolucionaria están las referencias conceptuales que le dan sustento al Socialismo Bolivariano. Eso se alcanza con el estudio, la investigación y la creación de modelos conceptuales. Llevarlo a la conciencia colectiva nacional y que sus efectos sean contundentes contra la alienación capitalista, activando mecanismos ideológicos con sentimientos de espíritu de cuerpo que permitan aceptar que sí es posible el Socialismo Bolivariano en Venezuela y en los pueblos del mundo que siguen en la lucha por la emancipación.

Esta es la esencia de los cursos de Socialismo Bolivariano a los que se incorporan los participantes para asimilarlos, procesarlos y difundirlos como práctica de su aporte a fin de alcanzar la meta de la Revolución Bolivariana.

William E. Izarra