Oxígeno

0

Los camiones cisterna atravesaron la Gran Sabana y cruzaron la frontera con Brasil. Llevan oxígeno para los pacientes de covid-19 de Manaos, cuyos hospitales están colapsados. Cuando empezó la pandemia, el presidente Maduro ofreció donar una máquina para  exámenes y ventiladores a Colombia. Duque prefirió que sus conciudadanos fallecieran, como ahora anuncia que no habrá vacunas para los venezolanos que viven en su país. Hace dos años varias gandolas de EEUU intentaron entrar por Cúcuta para invadir Venezuela con el caballo de Troya de la “ayuda humanitaria”. Hoy, el viaje es inverso, pero las cisternas de la bloqueada Venezuela llevan oxígeno para el pueblo brasileño. De allá para acá, invasión y muerte. De aquí para allá, oxígeno y vida.

Earle Herrera