Diputado Hermann Escarrá: Venezuela no está dispuesta a perder ni un milímetro más de su territorio

0

El Estado venezolano está dispuesto a hacer todo lo posible para que sean reconocidos internacionalmente sus derechos sobre el territorio Esequibo, por ello el Gobierno Bolivariano realiza grandes esfuerzos al crear desde el Ejecutivo Nacional una Comisión Presidencial en Defensa del Esequibo y, recientemente, con la instalación de una nueva Asamblea Nacional (AN) en Venezuela, se creó la Comisión Especial para la Defensa del Esequibo y la Soberanía Territorial, presidida por el diputado y constitucionalista Hermann Escarrá Malavé, quien está acompañado de Earle Herrera en la primera vicepresidencia y el diputado opositor Timoteo Zambrano en la segunda vicepresidencia.

Esta entidad ya ha sostenido reuniones con la Comisión Presidencial para la Defensa del Esequibo, la cual se ha declarado en sesión permanente desde este miércoles 20 de enero con la finalidad de sostener encuentros más seguidos entre los sectores participantes.
En cuanto a la Comisión creada por el Parlamento venezolano, el diputado Hermann Escarrá aseguró que esta entidad parlamentaria ya ha estado asistiendo a reuniones relacionadas con el tema del Esequibo antes de ser juramentada e instalada, porque la idea es no perder tiempo, y comenzará a trabajar con los distintos actores nacionales entre esta semana y la próxima.

“Se trata de recibirlos, entrevistarlos, abrir un diálogo muy sincero y también un análisis conjunto, digamos concurrente. Las primeras visitas serán del alto mando militar, el Ceofanb, también la Cancillería y sus equipos técnicos, que han venido trabajando en este tema, las facultades de Derecho y en general las universidades y academias, así como los sectores económicos y sociales organizados”, informó Escarrá.

El constitucionalista precisó que estas acciones se realizarán no sólo para recoger opiniones “sino de intercambiar puntos de vista a los efectos de cooperar en términos legislativos, pero también en términos de apoyo a la política de Estado del presidente de la República Nicolás Maduro”.

Manifestó que, a la brevedad posible, la comisión parlamentaria que preside publicará los documentos fundamentales de la defensa del Esequibo, y realizar algunos eventos de importancia y trascendencia en esta materia. “También hay algunas propuestas de orden legislativo que tienen que ver con la protección marítima, también con la Fachada Atlántica y, por supuesto, algunas decisiones parlamentarias en el marco del Acuerdo de Ginebra”, enfatizó el diputado.

Corte Internacional de Justicia desconoce acuerdos y tratados

—¿Por qué es ilegal la sentencia de la Corte Internacional de Justicia con respecto al Esequibo?
—La sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) está viciada de nulidad absoluta por varios elementos de orden procesal, pero sobre todo porque no hubo un consenso o un acuerdo entre Guyana y Venezuela para activar la jurisdicción de la CIJ. De acuerdo al Derecho Internacional Público, estas jurisdicciones se activan, incluso las competencias, mediante un acuerdo entre las partes; ese acuerdo podría estar previsto en algún tratado mediante una cláusula compromisoria, pero ese no es el caso de Venezuela.

Además, en materia internacional no procede la aplicación de una sentencia cuando no está una de las partes a la que pretende aplicársele. Esta sería una situación muy individual de la República Cooperativa de Guyana en relación a la CIJ. Además de crearse un mal precedente como lo dicen los cuatro votos salvados que acompañaron esta sentencia, que como decimos está viciada de nulidad porque la CIJ no sólo vulneró el principio de la voluntad de las partes, sino que desconoció los acuerdos de Viena y obvió el Tratado o Acuerdo de Ginebra.

Además de todo ello confunde la noción de parte. Nosotros somos parte ad causam, nosotros somos parte en la causa general y es por lo que aparecemos en el Acuerdo de Ginebra junto con la Gran Bretaña y la República Cooperativa de Guyana, pero nosotros no somos parte en el proceso litigioso que viene dándose, que pretende terminar de darse en la CIJ; de tal manera que se trata de una sentencia que pretende imponerse coactivamente, moralmente, pero que Venezuela la rechaza de manera clara, reiterada y muy firme, como ha venido rechazando todo acuerdo de carácter judicial, y más bien sosteniendo la tesis del diálogo directo en el marco de las normas previstas en el Acuerdo de Ginebra, que como sabemos se ha convertido en una política de Estado.

—¿Qué acciones tomarán el Estado y la Asamblea Nacional para hacer respetar el Acuerdo de Ginebra de 1966?
—Es de hacer notar que el Presidente de la República es el Jefe del Estado, y en consecuencia le corresponde a él, no sólo ser el primer vocero sino también quien dictamina las líneas políticas estratégicas en esta materia. La Constitución prevé como una de las competencias y obligaciones del Presidente de la República, todo lo que tiene que ver con la política exterior, las relaciones internacionales, los tratados y los acuerdos.

Escarrá acotó que estas competencias están estipuladas en el numeral 4 del artículo 236 de la Carta Mana que rige los destinos de Venezuela, “en consecuencia, corresponde al presidente Nicolás Maduro Moros, quien ha llevado un ejercicio inequívoco de soberanía, de defensa de nuestra integridad territorial y de lucha fuerte, reiterada, bien articulada en relación a los derechos que nos corresponden en el espacio geográfico Esequibo, y corresponderá, pues, al presidente emitir su opinión sobre esta materia, y por tanto hacer respetar el Acuerdo de Ginebra”.

Recordó el diputado y constitucionalista que el presidente Maduro ya se dirigió al secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, señalando que Venezuela no va a un arreglo judicial, que no está previsto en el Acuerdo de Ginebra.

“Lo que está planteado en el Acuerdo de Ginebra es una salida pacífica, dialogante, y sobre todo practica en lo que respecta a este tema, con base, también, en el artículo 33 de la Carta de la ONU, que consecutivamente debe ir en distintas fases desarrollando cada una de las instituciones que ahí están, tal como lo ha reenviado el Acuerdo de Ginebra”, acotó el presidente de la Comisión Especial para la Defensa del Esequibo y la Soberanía Territorial.

Enfatizó que hacer respetar el Acuerdo de Ginebra es una competencia del presidente Nicolás Maduro y en el momento en que la haga pública, y las venezolanas y venezolanos tengan conocimiento de esa decisión, “nosotros lo acompañaremos como lo hemos acompañado en esta materia y esta política de Estado.”

Unidad nacional debe activarse para defender el Esequibo

—¿Solicitará el Estado venezolano un nuevo laudo arbitral?
—Eso corresponde al Presidente de la República. Esa decisión es de reserva presidencial y nosotros acompañaremos la posición que al final el presidente tome. En lo personal no he escuchado esto de buscar un nuevo laudo arbitral, porque lo que Venezuela hasta ahora ha mantenido de manera invariable es el cumplimiento del Acuerdo de Ginebra, que procura, fundamentalmente, un diálogo directo para lograr una salida justa, práctica, y que no vulnere a las partes.

—¿Qué tan altas son las posibilidades que Venezuela salga airosa en este reclamo sobre el territorio del Esequibo?
—Son altas en la medida de nuestra dignidad nacional. Este es un pueblo que tiene una gran conciencia y dignidad nacional, y por supuesto por encima de todas las circunstancias le duele su espacio geográfico, su territorio y ese costado de la República; en consecuencia, es alta la posibilidad de resolver favorablemente este asunto en la medida en que exista unidad nacional por encima de intereses particulares o de sectores o de grupos.

Yo soy un convencido que esa unidad debe activarse con muchísima fuerza, a los efectos de que el mundo sepa que Venezuela no está dispuesta a perder ni un milímetro de su territorio. Este es el convencimiento de nosotros, también lo es del Presidente de la República y de nuestra gloriosa Fuerza Armada Nacional Bolivariana, a quien rendimos siempre un reconocimiento por la labor verdaderamente ejemplarizante en lo que tiene que ver con la protección y defensa de nuestro territorio.

La Comisión Presidencial para la Defensa del Esequibo está en sesión permanente.

AN está orientada a proteger al pueblo

—Uno de los aspectos que más preocupa a las y los venezolanos es la situación económica que vivimos, ¿qué acciones piensa tomar la Asamblea Nacional para que pueda activarse la recuperación económica?
—Bueno, ya fue aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente la Ley Antibloqueo de Desarrollo Económico y Garantías de Derechos Humanos. Ahí la primera orientación es hacia las trabajadoras y trabajadores, su salario, sus prestaciones sociales; y también la orientación está en lo que podríamos llamar la actividad empresarial intermedia, la pequeña industria, el comercio y los emprendimientos.

Hay también un proceso de inversión y negociación a gran escala, que seguramente el Presidente lo anunciará en el momento que sea propicio. Pero ya las normas jurídicas están en la Constitución y en la Ley Antibloqueo, y corresponde al Parlamento ayudar en esa materia.

El abogado constitucionalista manifestó que el Poder Legislativo está muy comprometido con las leyes sociales. Leyes que tienen que ver con la protección del salario integral y digno de las trabajadoras y los trabajadores, que tienen que ver con los emprendimientos autónomos y con quienes se encuentran en situación de desempleo, que están relacionadas con el mejoramiento de los servicios públicos y reordenación territorial de nuestros barrios.

Con respecto a esta última dijo que es necesaria “para un mejor vivir, para una mejor coexistencia, para que tengamos no solo mejores urbanismos, sino mejores escuelas, mejores empresas e industrias que ofrezcan el empleo que requiere la familia venezolana; en ese marco hay que proteger a la mujer venezolana y a los jóvenes en sus primeros emprendimientos y primeras iniciativas”.

Escarrrá aseguró que en general hay un plexo de leyes que el Parlamento venezolano debe discutir y aprobar en lo inmediato para resolver el problema social y económico de grandes sectores de la población.

En relación a la posibilidad de aprobar una Ley Habilitante para otorgar plenos poderes al Presidente mientras la AN discute las leyes que le den soporte a la Ley Antibloqueo, dejó claro que de ser solicitada será debatida y aprobada.

“En lo que respecta a la Ley Antibloqueo ya están los equipos técnicos trabajando en las leyes complementarias que ahí se señalan, y en las próximas sesiones debe iniciarse ese debate, que al final lo es por el país y los intereses nacionales de nuestra República Bolivariana de Venezuela”, enfatizó.

—¿Se harán en está AN interpelaciones a los ministros tal como lo ha solicitado el Jefe del Estado?
—Sí. Interpelaciones, entrevistas, investigaciones serán menester, y ahí participará la oposición, los sectores que acompañamos al Gobierno desde el Parlamento con el objeto, pues, de esclarecer, con el objeto de coadyuvar y también con el objeto de estimular el trabajo eficiente, honesto y transparente para bien de todo el pueblo y de la República.
________________

Un Parlamento comprometido con el pueblo

El presidente de la Comisión Especial para la Defensa del Esequibo, precisó que la nueva Asamblea Nacional está obligada a cumplirle al pueblo. “Su primera responsabilidad es cumplir con la felicidad del pueblo y con lo que nos pidieron en todos los eventos de campaña. No olvidemos que venimos de un desastre, hay que ir a una reconstrucción del Parlamento, de sus funciones, competencias, atribuciones, obligaciones y deberes con el pueblo de Venezuela”.

Escarrá recordó que quienes ocuparon hasta el pasado 5 de enero una curul en los espacios del Poder Legislativo, dañaron la imagen del Parlamento, no cumplieron ni ejercieron su labor, sino que más bien se dedicaron a la búsqueda de un golpe de Estado e intervenciones militares, y a la corrupción a gran escala, metiéndose con los activos de la República en el exterior.

Aseguró que no es el caso de la nueva Asamblea Nacional, que tiene por delante un gran compromiso y deber con el pueblo venezolano. “Nuestro primer deber es la felicidad del pueblo venezolano y hacia allá está encaminado el Parlamento nacional”; es decir, que según las palabras del diputado Hermann Escarrá los hombres y mujeres que ocupan desde el pasado 5 de enero un lugar en el Capitolio venezolano, están dispuestos y dispuestas a todo para devolverle a la ciudadanía que habita en todos los rincones de este terruño llamado Venezuela, la felicidad eclipsada en los últimos años por las sanciones y el bloqueo criminal que ha impuesto el imperio yanqui, sus aliados y los lacayos apátridas, que al parecer han preferido vender su dignidad a cambio de dar al traste con una Revolución Bolivariana que aguanta los embates y ataques.
_________________

*Biografía Mínima

Hermann Escarrá Malavé es un abogado constitucionalista nacido en Caracas el 8 de abril de 1952, que egresó con honores en la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Venezuela a principio de los años 70. Es profesor universitario, analista político y experto en Derecho Constitucional y fue corredactor de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales. Fue miembro de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que redactó la Carta Magna de 1999 y presidente de la Comisión Permanente Constitucional de la ANC que funcionó entre agosto de 2017 y diciembre de 2020.

También ha sido asesor del Estado venezolano en temas constitucionales y miembro de las mesas de diálogo con la oposición y de la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz.

TEXTO JUAN CARLOS PÉREZ DURÁN