AL DERECHO Y AL REVÉS | La fosforita tiene razón

Domingo Alberto Rangel

0

Opinar desde el poder como grandes estadistas, cuando los opinadores por muchas razones que no vienen al caso, solo son capaces de ver sus intereses personales, ha sido a lo largo de la historia una constante que nuestra sociedad siempre les perdonó… mientras eran poderosos… a los políticos y a sus asociados de la economía.

Y de ese mal viene cojeando nuestra sociedad desde tiempos cuando fuimos el pueblo más pobre de nuestra América… y sin vacuna lo seguimos haciendo a partir de que la venta del petróleo nos hizo creer que éramos muy ricos.

No es necesario hacer un largo y quizás aburrido recuento cuando para ejemplarizar basta mencionar los aplausos que recibió el presidente Guzmán Blanco cuando tramitaba inmensos empréstitos… que endeudaban generaciones futuras… para cobrar su comisión como gestor.

Tampoco es necesario recalcar que esa capacidad en nuestra Venezuela se pierde junto con el poder y el caso comentado de Guzmán Blanco también sirve de ejemplo.

En nuestros días ya no se trata de tramitar deuda a nombre de la Nación… para cobrar comisiones… porque es sabido que a raíz de las ilegales sanciones es prácticamente imposible que bancos trasnacionales nos presten dinero.

Lo que sí es posible y de hecho ocurre a menudo es que posiciones en las que debería coincidir el país entero… más allá de la política… porque se trata de patriotismo… dejando por fuera solo a los más trastornados perro rabiosos… capaces de pactar con el propio Satanás para ganar en mala ley lo que por incapaces nunca ganarán… y me refiero a elecciones… súbitamente aparecen divisiones que por el peligro que entrañan para el legado que los Libertadores nos dejaron en herencia… no se pueden dejar de lado… sin aclarar.

Caso típico es el debate entre quienes por un lado insistimos en que para dar ejemplo y poner orden es vital poner al interino tras las rejas… por sus fechorías que atentan contra todo el Código Penal… y las estúpidas amenazas y daños que le ha hecho el ex diputado Guaidó a nuestro patrimonio.

Y quienes por el contrario y sin tomar en cuenta aspectos geopolíticos… piensan que es posible llegar a un acuerdo con el nuevo Presidente yanqui… y que esa negociación pasa por hacerse los locos ante los robos y maldades del interino y su combo… para que el país entonces pueda dedicarse a producir dando por terminada la irracional pugna política.

Si estuviéramos en un video juego donde luchan por el control mundial héroes y malvados… sería posible elegir una meta hasta bonita como esa… donde no solo el pueblo llano que anhela una tregüita… lograría sus anhelos… sino que con los más pobres coincidirían quienes se han enriquecido en los últimos años… algunos de estos ciudadanos produciendo honradamente lo que los golpistas acaparan… y sin tomar en cuenta lo vital… todos como en un cuento de hadas aplaudirían.

Pero no se trata de un video juego… y tampoco se puede decir que a raíz de las elecciones yanquis del año pasado… ha habido grandes cambios en la tradicional política de USA hacia la América Latina.

Recalco que Donald Trump y su equipo de bribones no inventaron nada… cuando pasaron 4 años amenazando invadir nuestro país… apoyados por el interino y su grupillo. Eso venía “de atrás”.

Tampoco Biden y los demócratas van a saltarse el guión que desde que los futuros Estados Unidos eran 13 colonias más bien pobres… se trazaron sus clases dirigentes como guía de la futura potencia imperial.

Ese guión no admite cambios y la prueba fehaciente es Cuba: País a cuyo gobierno quieren derrocar los estadounidenses… desde hace más de 60 años… y donde a pesar de las boberías y fracasos a ese respecto de los cubano-estadounidenses de Miami… desde Washington insisten con la misma receta y los mismo personajes.

Y de nada vale la mala situación económica que vive USA: Ya Biden ordenó enviar a Irak las tropas que Trump repatrió desde ese país buscando votos a última hora… y también reconoció al malandro interino.

De manera que nada se conseguirá pensando que Biden relajará las sanciones a cambio de una política de “borrón y cuenta nueva” para con el sinvergüenza autoproclamado.

Biden viene duro y si queremos mantener nuestro legado histórico… a la par que dar ejemplo… hay que poner tras las rejas al interino.

En eso tanto la Fosforita como Mario Silva tienen razón.

Domingo Alberto Rangel