AGARRADATO | Una merienda 4S para recargar energía

0

Los niños en su día a día gastan mucha energía, porque están en un constante movimiento y es que pareciera que nunca se cansaran, es por ello que necesitan reponer toda la energía que gastan a lo largo del día.

Por esto, el Instituto Nacional de Nutrición (INN) te estará orientando sobre la importancia de las meriendas 4S (Sano, Sabroso, Seguro y Soberano) a base de batata, que por su sabor dulce enamora a los más pequeños de la casa.

En este sentido, las meriendas juegan un papel primordial, ya que es el único alimento que los más pequeños pueden disfrutar entre comidas.

La batata es un alimento que nos proporciona bastante energía, por su composición de carbohidratos. Además, es un tubérculo rico en ácido fólico y contiene vitaminas A, C y D, por lo cual es recomendable que las niñas, niños y embarazadas consuman con mucha frecuencia.

Además, contiene vitamina B6, que ayuda en la producción de anticuerpos, el correcto funcionamiento del sistema nervioso, producción de hemoglobina, ayudando a evitar la anemia y mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los valores normales.

Es un rubro muy versátil que sirve para preparar dulces y postres, en combinación con frutas.

Merienda 4S de Batata
Ingredientes:
> 1 Batata entera
> 1 Cucharadita de orégano fresco o seco
> ½ Cucharadita de sal
> ½ Cucharadita de aceite

Procedimiento:
Lavamos y pelamos la batata (puede ser con o sin piel), con ayuda de un pela papas o cuchillo cortamos, vamos a sacar lonjas o trocitos hasta que esté totalmente picada.

Una vez picada la vamos a colocar en un bol, junto con el resto de los ingredientes, 1 cucharadita de orégano seco o fresco, ½ cucharadita de sal y ½ cucharadita de aceite, mezclamos hasta integrar todos los ingredientes y llevamos al horno precalentado a 80° grados centígrados por 1 hora hasta que se deshidrate.

Esta merienda es ideal para los más pequeños de la casa. De esta manera podemos contrarrestar los efectos negativos de las golosinas y chucherías, ya que la mayoría contienen conservantes, edulcorantes y potenciadores de sabor, todos químicos como el glutamato monosodico, que tanto daño causan al organismo.

Elaborado por el equipo de prensa del Instituto Nacional de Nutrición