AHORA LOS PUEBLOS | Juventud Bicentenaria: De La Victoria a Carabobo

Anabel Díaz Aché

0

“Todo ese heroísmo va por dentro de ustedes muchachos,
va por dentro del pueblo, este es un pueblo heroico,
va en los genes de nosotros.
Por eso más nunca más nadie
le quitará la independencia a Venezuela”
Hugo Chavez Frías [1]

Fue la Sociedad Patriótica, compuesta en su mayoría por jóvenes, entre ellos los Bolívar y los Ribas, quienes en 1811, presionaron a los grandes propietarios y comerciantes ligados a la producción nacional, para que declararan la independencia. Los mantuanos necesitaban liberarse de la metrópolis, pero aspiraban hacerlo sin guerra, manteniendo la esclavitud y el orden social establecido durante la colonia.

Venezuela se encontraba para 1812, con un descontento popular generalizado, producto de la tremenda inflación creada por la crisis del papel moneda; lo que afectó el estado de ánimo de los rebeldes y avivó las contradicciones internas entre las fuerzas independentistas, ocasionando la pérdida de la Primera República. Gracias al reordenamiento de las fuerzas, los patriotas logran constituir la Segunda República, con las victorias alcanzadas en el occidente y centro del país por Bolívar durante la Campaña Admirable, y con la Campaña de Oriente al mando de Mariño, sin lograr consensuar la unidad de mando.

La contraofensiva de las fuerzas reaccionarias, aprovecha la falta de unidad por parte de las fuerzas independentistas. Surge Boves en las llanuras y arma un poderoso ejército de lanceros, que lo siguen bajo la promesa de obtener su libertad. Siembran el caos y la violencia, marcando con sangre al terrible año 1814. “Los hombres de Bolívar y los de Boves luchaban regando generosamente su sangre por ideales que, aparentemente distintos, convergían en la libertad” [2]. El pueblo que siguió a Boves no luchaba como simples mercenarios a favor de la causa realista, se trataba de un pueblo que buscaba su propia revolución.

“…estemos aquí celebrando 200 años de la Batalla de La Victoria, también de la gran Batalla de San Mateo, y todos aquellos acontecimientos de lo que fue la rebelión popular de 1814, y el sacrificio de muchos venezolanos y venezolanas quienes batallaban no sólo a la orden de Bolívar y de José Félix Ribas, sino a la orden de Boves. Muchos venezolanos se enfrentaron en aquel año en el cual sobre la sangre, y sobre el terror que cundió sobre todo en estos valles de Aragua, los llanos del norte del Guárico, la cordillera de la costa, empezando por Caracas, fue un año terrible aquel; pero ese año, desde mi punto de vista, se definió el rumbo de la Revolución de independencia, porque Simón Bolívar, entre otros, pero primero él, entendió que el pueblo venezolano quería una verdadera revolución, y no una pantomima de revolución, porque los ricos de Caracas, y los terratenientes de Aragua no querían libertar a los esclavos, no querían la igualdad social de los pardos, los negros, los indios, Bolívar aún, incluso, no se había definido exactamente en esa línea” [3].

José Félix Ribas fue uno de aquellos jóvenes de la Sociedad Patriótica que en 1811 pujaban por la independencia, que además aspiraba construir una sociedad más justa. No dudó en La Victoria, aquel 12 de febrero de 1814, asumir el mando, demostrando su valor, desplegó su experiencia como estratega, depositando su esperanza en menos de 800 muchachos, en edades comprendidas entre 17 y 19 años, quienes dispuestos a inmolarse vencieron, salvando numerosas vidas. Así se forjó la juventud venezolana hecha ejército, que llegó hasta Ayacucho a liberar este continente.

La historia siempre vuelve y justo a doscientos años de aquella gesta heroica de la juventud en la Victoria, durante el año 2014, la contrarrevolución intentó incendiar a Venezuela, quisieron nuevamente sembrar el caos y la violencia, aspiraban una lucha de pueblo contra pueblo, avivaron sus discursos como quienes hablaban con las tropas de Boves, ofrecían a los jóvenes una supuesta libertad y si nada de eso lograba convencerlos, recurrían a contratarlos como simples mercenarios.

“Al frente de los hechos violentos estuvieron tres políticos de oposición: la exdiputada María Corina Machado, quien recibió financiamiento de Estados Unidos para su organización Súmate; el gobernador de Miranda (centro-norte) Henrique Capriles, quien ha perdido dos elecciones presidenciales y tiene antecedentes vandálicos al atentar contra la Embajada de Cuba en abril de 2002; y Leopoldo López, exalcalde de Chacao (este de Caracas), quien convocó a las protestas con fines golpistas” [4]. Fueron los mismos, los López, los Machado, los Mendoza, esas familias de la élite acostumbrada a usufructuar las rentas del Estado, esas que pusieron hace doscientos años en vilo la existencia misma de la república, por no querer ceder en sus privilegios.

En este ciclo Bicentenario de Carabobo (1821-2021) debemos sembrar en la conciencia de la juventud venezolana, la responsabilidad de asumirse sujetos históricos, comprender la necesidad de continuar el proyecto de Bolívar y Chávez, en el que su participación define el curso de los acontecimientos que regirán el destino de la Patria Grande.

Anabel Díaz Aché

[1] y [3] Intervención del Presidente Hugo Chávez durante el desfile cívico militar con motivo del 198º aniversario de la Batalla de La Victoria y Día de la Juventud Revolucionaria, La Victoria, estado Aragua, Venezuela. 12/02/2012 http://todochavezenlaweb.gob.ve/todochavez/108-intervencion-del-comandante-presidente-hugo-chavez-durante-desfile-civico-militar-con-motivo-de-la-conmemoracion-del-198-aniversario-de-la-batalla-de-la-victoria-y-dia-de-la-juventud-revolucionaria
[2] Uslar Pietri, Juan (1962) Historia de la Rebelión Popular de 1814. Editorial EDIME, Caracas.
[4] TELESUR. ¿Qué pasó el 12 de febrero de 2014 en Venezuela? https://www.telesurtv.net/news/Conozca-que-son-las-guarimbas-en-Venezuela-y-quienes-estan-detras-20140312-0050.html