AL DERECHO Y AL REVÉS | Pillos (as) con valores…

Domingo Alberto Rangel

0

A veces me arrepiento de haber escogido la carrera del ingeniero en vez de la sociología. De haber sucedido así tendría mejor base para estudiar a profundidad algunos fenómenos que uno se topa donde menos se esperan.

No pretendo enumerar todas esas anomalías que aparecen en redes y medios porque corro el riesgo de gastar el teclado de mi lap top y aparte de caros… estos aparatos con las sanciones escasean.

Así que hoy me basta con señalar la reciente proliferación de opinadores (as) que semana tras semana teclean y llenan nuestros buzones con artículos muchas veces fastidiosos… donde aparte de no decir nada interesante y repetirse hasta el cansancio… se arropan tras el tema facilón de “los valores”.

Eso a mí me luce muy extraño y hasta chocante en un país como el nuestro que merecido o mal ganado… todos los años figuramos “bien alto” en la lista de los más corruptos del planeta.

Como nadie con representatividad protesta, rezonga o pide barajar el tiro… es de pensar que algo tienen de razón quienes al elaborar esos listados tan mal ponen la sociedad donde vivimos los venezolanos.

De nuevo recuerdo al refranero popular cuando nos alerta con aquello del río que suena por las piedras que arrastra. Y también desde otro ángulo, que cuando mencionan otros países en esas listas de pueblos corruptos… nadie pone en duda que ellos si lo merecen.

No los nombro no vaya a ser que se cree un problema internacional: Qué los embajadores afectados expliquen por qué una conocida estafa fue bautizada como “paquete chileno”… que también y a manera de variable fue llamado “bojote bogotano”.

Pero lo cierto y regresando al tema es que escribir sobre cómo se deben hacer las cosascuando no se predica con “Fray Ejemplo” o se está rodeado (a) de pillos me parece hipócritay hasta inútil.

Curiosamente quienes tanto escriben de valores en redes y medios por lo general pasan por alto que si de valores se trata… los mayores delincuentes también los tienen.

Dejo tranquilos a nuestros ladrones y estafadores porque en otros países los ha habido con unas hojas de vida que dejan a los choros vernáculos en pañales: Me circunscribo ya que el Presidente colombiano suele en estos días despotricar de nosotros… a recordar que el mayor… más sanguinario e inteligente si se quiere de los narcotraficantes del país vecino… que sí es un narcoestado… y me refiero a Pablo Escobar… cae y es emboscado por la DEA… a causa de una llamada que le hizo a sus familiares.

Es decir… por una amorosa comunicación llena de valores humanos.

Lo mismo se podría decir del ciudadano Alfonse Capone… el mayor gánster en el Chicago de la puritana prohibición de beber caña que estúpidamente los republicanos impusieron en USA hará un siglo.

Al Capone, como pasó a la historia parece ser que era muy afectuoso en familia… aunque una vez despedido con beso por la esposa… solía dedicarse a asesinar a otros ciudadanos… y despachar los cadáveres al lago… envueltos en abrigos de concreto.

Pero apartando ese detalle, Capone era un tipo con “valores”… los de él por supuesto.

El tema de los valores es importante sin ninguna duda pero deja de serlo cuando quienes lo utilizan son arribistas de la politiquería que siempre andan pendientes del lado que sopla el viento… para saltar talanqueras… cambiar de chaqueta e inscribirse en una nueva alianza… en vez de proponer soluciones a tanto problema… y para evitar las tomas de posición que les pueden causar problemas con los corruptos y perezosos… se dedican a predicar cosas tan obvias como amar a los hijos o lavarse los dientes.

Este detalle es raro porque en otras sociedades quienes escriben sobre valores generalmente son religiosos con gran reconocimiento… gente santa.

Mientras que en nuestros medios y redes lo hacen personajes más bien palurdos… tan llenos de su ego… como vacíos de conocimientos y sin interés por resolver los problemas comunes.

Conocerlos es fácil: No se requiere instrumental de precisión… la mayoría de estos farsantes twittea temprano con el lugar común de quienes no tienen nada que decir… “buenos días mi gente bella”… como si uno fuese propiedad de ellos… o como si todos fuésemos pupilos del Miss y Míster Venezuela.

Y hay que evitarlos no vaya a ser que después del fraude del autoproclamado idiota al que le hicieron creer que espresidente interino”… ahora nos propongan un predicador (a) del vacíoy de los lugares comunes sin definicióncomo solución a nuestros grandes problemas.

Solución “con valores”.

Domingo Alberto Rangel