Covidmiserias

0

En mi crónica  “Vacuna de las miserias”, dibujaba la rebatiña entre las grandes potencias. El coronavirus sigue desnudándolas. Los más altos cargos peruanos se vacunaron a escondidas del pueblo, el cual no puede inmunizarse contra la covid-19.  El problema fue que quienes los vacunaron son parte de ese pueblo marginado y echaron el cuento. Empezaron las protestas populares y las renuncias a un gobierno que se desmorona. Igual pasó en Ecuador. Mientras, los países ricos siguen comprando por adelantado las vacunas, dejando expuesta al 80% de la población mundial, algo así como dejar vivo al virus que mutará y los volverá a alcanzar.  Las covidmiserias van camino de convertirse en categoría antropológica y en tesis de pre y posgrado, si antes no matan a tesistas y tutores. Cuídense.

EARLE HERRERA