CNE rechaza medidas unilaterales dictadas por la Unión Europea

0

El CNE rechazó de forma categórica las medidas coercitivas unilaterales dictadas por el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE contra 19 altos funcionarios y magistrados

25/02/21.- El Consejo Nacional Electoral (CNE) rechazó de forma categórica las medidas coercitivas unilaterales dictadas por el Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea el pasado 22 de febrero de este año contra 19 altos funcionarios y magistrados del Estado venezolano.

A través de un comunicado, reiteró ante el país su compromiso con los valores de nuestra democracia, así como el respeto a la Constitución y demás leyes de la República, en reconocimiento absoluto de que la soberanía reside en el pueblo venezolano y se expresa libremente a través del voto.

A continuación el texto íntegro del comunicado:

En sesión del Directorio, especialmente convocada al efecto, el Poder Electoral, Poder Público del Estado venezolano, autónomo e independiente, tal y como lo consagra la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, acordó dirigirse a la opinión pública nacional e internacional a fin de expresar su más categórico repudio a las medidas coercitivas unilaterales dictadas por el Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea el pasado día 22 de febrero de 2021, dirigidas contra diecinueve (19) altos funcionarios y magistrados del Estado venezolano, para lo cual expresa las siguientes consideraciones.

En primer lugar, este Consejo Nacional Electoral reitera su rol de Órgano rector del Poder Electoral consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999.

Su principal misión, constitucionalmente mandatada, es asegurar y facilitar la libre y absoluta expresión de la soberanía popular del Pueblo venezolano, a través del ejercicio de su derecho al sufragio, para lo cual excluirá con todos los instrumentos y recursos a su alcance cualquier pretensión extranjera de interferir o condicionar sus responsabilidades constitucionales y legales.

En segundo lugar, estas medidas adoptadas por el referido Organismo europeo, sin fundamento alguno, tanto en el Derecho Internacional Público como en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, están dirigidas a quienes se constituyen en garantes de la efectiva vigencia y realización de las más altas responsabilidades públicas de nuestra Patria.

Es así como, de manera irracional y desmedida, se pretende sancionar a los autores o responsables de decisiones o actuaciones destinadas, entre otras, a hacer efectivos los derechos humanos a la participación política democrática y a la materialización de procesos electorales encaminados a que el pueblo elija, en forma soberana e independiente, su propio futuro y desarrollo.

Para este Poder Electoral, resulta absolutamente reveladora la coincidencia temporal que existe entre la víspera de la realización de nuevos procesos electorales en nuestro país, constitucionalmente previstos, y el momento en que se adoptan estas infames medidas coercitivas unilaterales, dejando claro que la verdadera intención de las mismas no es otra que atentar contra la voluntad democrática de nuestro pueblo, intentando obstruir el ejercicio de su plena soberanía política.

Sin embargo, seguros estamos que una vez más, tal como ocurrió doscientos años atrás, este glorioso pueblo forjador de libertades derrotará las pretensiones oprobiosas de dominación extranjera. En tercer término, el Poder Electoral observa que la decisión del referido Organismo europeo manifiesta una manipulación indiscutible de valores y principios de aceptación universal, tales como la Democracia y el Estado de Derecho, como vías de injerencia en los asuntos internos de un país soberano e independiente.

Además, con base en apreciaciones absolutamente vagas y genéricas, el Organismo europeo sanciona, unilateralmente y sin la más mínima garantía del debido proceso, a los principales responsables de la efectiva vigencia y realización de aquellos valores en la Nación venezolana.

En cuarto lugar, este Poder Electoral debe enfatizar, contra la insólita afirmación del Organismo europeo de que fue escasa la participación electoral en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2020, que deliberadamente ignoró que el aguerrido Pueblo venezolano está orientado por los valores de una “democracia participativa y protagónica” contando con una amplia base de respaldo social, demostrado fehacientemente cuando votó masivamente por la paz, la estabilidad, el diálogo político y la convivencia pacífica, a través de una participación verdaderamente óptima, si se tiene en cuenta la circunstancia de la pandemia mundial por efectos del Covid-19 y los índices históricos de votación en este tipo de elección en la historia electoral patria.

En quinto lugar, la intolerable gravedad de la aplicación de este tipo de medidas, que viola el derecho a la igualdad de los Estados y que transgreden, como quedó expresado anteriormente, los más básicos principios garantizados por el Derecho Internacional y los Derechos Humanos, conducen a este Consejo Nacional Electoral, en forma irreductible, a rechazar categóricamente por írritas, ilegales e ilegítimas, ideologías o conductas políticas que ponen en riesgo la existencia misma a la humanidad constituyendo una agresión masiva a la dignidad de los pueblos.

Una vez más, este Poder Electoral por órgano de su Consejo Nacional Electoral, reitera la vocación democrática, el compromiso, el respeto irrestricto a la Constitución y las leyes de la República, así como el reconocimiento absoluto de que la soberanía reside de manera intransferible en el pueblo soberano de la República Bolivariana de Venezuela y no sobre ninguna autoridad, organismo o potencia fuera de nuestro territorio.

En la ciudad de Caracas, a los veinticuatro días del mes de febrero de 2.021.

CIUDAD CCS / AVN