Oposición ensamblada

0

La industria privada venezolana nunca pasó del ensamblaje de cachivaches importados. En su obra Situación industrial de Venezuela, tan recomendada por Chávez, el economista Orlando Araujo la denomina “burguesía estéril”. La actual oposición del país es minuciosamente ensamblada y engrasada en EEUU y remachada en Europa. Cuando sus jóvenes –hoy adultos contemporáneos- pelaban las nalgas, el pederasta imperio bien pudo colocarles el sello: “Made in USA”. Con la deportación de EEUU del pastor evangélico Bertucci y las sanciones  de la UE a varios connacionales, el mensaje queda claro: la oposición de Venezuela la ensambla Washington y hace lo que decida la Casa Blanca. Se le deporta y sanciona por haber participado en las democráticas elecciones del 6D, como si ella se gobernara. No es pena ajena lo que da esta gente.

Earle Herrera