Tres en 1 | Entrevista a Antonio Alcalá Aponte: El creador de las fake news

0

 

Asumiendo su profesionalismo en la creación de falsas noticias –Fake News– Antonio Alcalá Aponte (AAA) dice que trabaja solo con aquellos gobiernos e instituciones que estén dispuestos a pagarle buenos honorarios: “Contribuyo a tumbar cualquier tipo de gobierno, siempre y cuando me paguen bien”, es su consigna.

Colombia en estos momentos es una mina para crear fake news. Antonio Alcalá Aponte (AAA) es un periodista creador de falsas noticias. Incluso su nombre seguramente también es falso.

— Está aquí porque quiere asumir su trabajo con mucho profesionalismo. Quiere explicar que lo que le interesa es que le paguen bien.

— Como periodista trabajé un tiempo en un diario, pero menos mal que conocí a un señor de una ONG que me propuso este negocio. Abandoné el diario y ahora trabajo Freelancer.

— ¿En qué anda en este momento?

— En Colombia hay una mina. Ahí estamos muchos creadores de falsas noticias. Pero yo cuento con grandes contactos. Gente que me llamó para encargarme de una parte y lo estoy haciendo. Ahí hay que ocultar muchas cosas: masacres, falsos positivos, corrupción, narcotráfico. El Gobierno contrató una agencia de publicidad para lavar un poco la imagen del presidente, pero eso no basta, además, no hay campaña publicitaria que pueda lavar esa imagen.

— ¿Y la ética del periodista?

— ¿La qué?

— La ética. Eso que García Márquez dijo que era “como el zumbido al moscardón”.

— Si te pones a pensar en eso, olvídate del trabajo. Este trabajo es sucio. Bien sucio. Es puerco, bien puerco. Pero lo pagan bien. La ética es un accesorio que tú lo tomas o lo dejas, y yo lo dejé.

Estamos en su apartamento. Falsos cuadros de Botero están en las paredes. En la mesa está una botella de whisky, que ojalá sea original, y el periodista sigue diciendo:

La estrategia es fácil. El Gobierno o la institución que quiere poner a circular una fake news lo llama a uno y le da el briefing, la información. Después uno crea el concepto y ellos tienen ya contactados los medios donde van a colocar esa nota. No hay que olvidar que los medios de comunicación también forman parte de esta orquesta donde tocamos todos. Así, al momento, en todas partes del mundo aparece la noticia y, es más, hay gente que sale a analizar lo que uno creó como que aquello fuera verdad.

— Así se puede tumbar un Gobierno.

— Yo contribuyo a tumbar gobiernos siempre y cuando me paguen bien.

— Como decía William Randolph Hearst, ustedes ponen las falsas noticias y Biden pone la guerra.

— Exacto, amigo

— ¿Me das un ejemplo?

— Las declaraciones de Duque acerca de la compra de misiles por parte de Venezuela a Irán. Es cierto que es una canallada, pero ante tanto desastre que está pasando en ese Gobierno, sobre todo con las miles de personas que se han muerto por el coronavirus y los miles de contagiados y las masacres y el bombardeo donde murieron nueve niños y etcétera etcétera, para no decirte otras cosas que nadie conoce y que nosotros hemos ocultado creando fake news.

— Es un poco exagerado.

— Eso es lo importante. Exagerar para que la gente por lo menos lea o escuche la noticia. Después vendrán las aclaraciones. Las notas diplomáticas, los comunicados. Todas esas cosas que se producen como consecuencia de esa falsa creación.

— Con tantas fake news se corre el riego de que después nadie te crea nada.

— Es verdad, pero ese ya no es problema de uno como creador de fake news. Uno está ahí para hacer su trabajo.

— Después que llegaron los gringos y hablaron con Duque, Duque salió haciendo esas declaraciones, es como muy evidente que la cosa es por encargo.

— Esos puntos de vista quedan para después que se da la noticia. Ahí no te digo nada. Una vez satisfecho con las declaraciones de AAA, me tomé el último trago, y me despedí. Cuando salía me dijo desde la sala.

— Si quieres te doy una Fake News para que la publiques como un tubazo.

—No. Gracias.

________________________________________

El Retrado Hablado 

John Kennedy Toole escribió un libro mientras estuvo en Puerto Rico cumpliendo el servicio militar. Una vez que regresó a Estados Unidos comenzó a buscar una editorial para que le publicaran el libro. Nadie quiso correr el riesgo de esa publicación y Kennedy Toole cayó en una depresión que lo llevó al suicidio en 1969. Tenía 32 años. Su madre, Thelma Ducoing Toole, se encontró con el manuscrito y logró que el editor Walker Percy lo publicara en 1976. Y vino el éxito. En 1981 recibió el Premio Pulitzer y John Kennedy Toole se convirtió en uno de los novelistas más leídos en Estados Unidos. Así, su personaje Ignatius J. Really se hizo famoso. Su enfrentamiento contra la sociedad de consumo, su ironía contra la conducta de los norteamericanos, su vida se expuso en esa novela: La conjura de los necios. “Sólo me relaciono con mis iguales, y como no tengo iguales, no me relaciono con nadie”. Asi decía Ignatius. John Kennedy Toole nació el 17 de diciembre de 1937 y murió el 26 de marzo de 1969, en Estados Unidos.

__________________________________________

El Viernes de Lira