Yulimar viene a cumplir lo postergado

0

Dentro de una semana, el 8 de mayo en Ibiza, la campeona mundial de salto triple y subcampeona olímpica, Yulimar Rojas, dará comienzo a su temporada de competencias, tras un año dominado por la incertidumbre que ha generado la pandemia por covid-19.

“Continuamos manteniéndonos sobre los quince (metros), eso es importante, significa que estamos haciendo las cosas bien. No podemos parar y lo sabemos. Hoy estoy feliz porque iniciamos con buen pie el salto triple bajo techo”, dijo Rojas tras su primera prueba en pista cubierta el año pasado, cuando el 9 de febrero ganó con 15,03 metros el Meeting Metz Athélor, en Francia, que hacía predecir un año de máximo brillo.

Venía de ganar con 15,37 metros, el 5 de octubre de 2019, el Campeonato Mundial de Doha, Catar, donde otro de sus saltos fue de 15,18 m y, un mes antes, había logrado la segunda mejor marca mundial de todos los tiempos, 15,41 m, también al aire libre, en Andújar, España, donde otro de sus intentos fue de 15,03 m, y en agosto de ese mismo año dejó 15,11 m para adjudicarse el oro en los Juegos Panamericanos de Lima.

En su otra competencia bajo techo de 2020, el Meeting Villa de Madrid el 21 de febrero, Rojas rebasó en dos ocasiones los quince metros: 15,29 en su cuarto intento y 15,43 en el sexto, récord mundial bajo techo que dejó atrás los 15,36 que la rusa Tatyana Lebedeva.

Y es que con ejecuciones sobre los quince metros resultaría difícil ganarle, además de encaminarse a dos de los objetivos que ha mencionado: mejorar el récord mundial al aire libre (15,50 m) y convertirse en la primera mujer en superar los 16,00 m.

De allí la afirmación de Rojas tras ganar en Francia: “Continuamos manteniéndonos sobre los quince (metros)”.

Por su marca mundial el pasado lunes, más de un año después, la venezolana recibió una distinción de parte de Guinness World Record, conocido como el Libro de Récords Guinness.

Hay que aclarar que es la World Athletics (anteriormente Federación Internacional de Atletismo) la que avala y reconoce las marcas mundiales de atletismo.

A veces no basta con trabajar duro y disciplinadamente, como lo hace la venezolana. Las cosas no le resultaron del todo como las tenían planeadas: “No podemos parar y lo sabemos”, había dicho.

Luego de su actuación del 21 de febrero (2020) tuvo que someterse a un receso hasta el 14 de agosto, por la pandemia por covid-19, estropeando sus planes y la proyección que llevaba. En su regreso, ya en la temporada al aire libre, hizo dos actuaciones. La de agosto en Mónaco (Liga de Diamante), con 14,27 m y luego el 5 de septiembre en Castellón, España, con 14,71 m, que resultó mejor marca de la temporada mundial, así cerró el 2020.

Ahora se prepara para dar inicio a sus competiciones en 2021, con la mira en los Juegos Olímpicos de Tokio, además del récord mundial en pista descubierta.

Anunció que su estreno será el 8 de mayo, en el Meeting Toni Bonet (Ibiza), y el 22 acudirá al Meeting Jaén Paraíso Interior de Andújar, donde en 2019 logró la segunda mejor marca del mundo, 15,41.

“No hemos dejado de entrenar, de reforzar la parte física, técnica y psicológica. Todo lo que hemos hecho ha sido pensando en los Juegos Olímpicos”, dijo.

Además de trabajar en Guadalajara, España, donde reside y entrena, “en confinamiento preventivo”, este año efectuó una fase de preparación en Portugal, del 3 al 24 de enero y el 10 de abril comenzó otra que concluirá este viernes.

No sería raro que comenzara la temporada sobre los quince metros, ya lo hizo el año pasado.

Juan Cermeño / Ciudad CCS