Morir de mal de humor

0

Los mejores humoristas han salido de la izquierda, pero la izquierda como cuerpo tiene pésimo humor. Su etapa superior es el comunismo ortodoxo. Por mi crónica Amanecí de lo más élite me llevaron al paredón digital. Dicen que atacamos a los comunistas y revolucionarios, condición esta última que alguien adjudica o niega. En ningún momento recurrí a lo que se denomina argumento ad hominem. Nunca descalifiqué a la persona; ironicé, sí, su insomne tesis de que los diálogos de México son fruto de un “pacto de élites” entre el capitalismo mundial y la nueva burguesía encabezada por… ya usted sabe. Hice ficción conmigo mismo y me declaré de lo más élite. La rabia retorció a la ortodoxia. Una vez le llevaron a Nikita Khrushchev el diario Pravda en el aeropuerto de Moscú. El líder de la URSS lo hojeó, lo devolvió y dijo: “El Pravda es de los periódicos que no aguantan dos lecturas”. La ortodoxia no aguanta dos sonrisas.

Ciudad CCS / Earle Herrera