LETRA DESATADA | La Ruta de María

Mercedes Chacín

0

Movimiento Palenque. Resulta que no solo en las cercanías del Río Caribe de María Centeno hay lugares que también se llaman así: Palenque. En Portuguesa también hay, según contó Roberto Malaver en la Cita con la actualidad de esta semana. Ahí nos enteramos de un bojote de cosas de su infancia, adolescencia y madurez. Por ejemplo, de las razones por las cuales dejó de ir a la iglesia cuando estaba chama o de por qué las mamás del pueblo mandaban a peinar a sus hijas invocándola. Nos conmovió su forma de explicar por qué la pornografía es tan nociva para los niños y niñas. Me sentí identificada con ella en eso de tener amistades del sexo masculino y en su amor por la tierra en la que se crió. Nos hizo caer en cuenta de que no solo en la medicina, la literatura, la música o la ciencia se ha ocultado a la mujer. También en la arquitectura. En la Facultad de Arquitectura de la UCV, en la época en la que ella estudió, la mayoría de los estudiantes eran (seguramente aún lo son) mujeres. Eso no se refleja en el número de obras importantes que fueron encargadas a mujeres, pero no vaya a creer usted que eso es una injusticia. O que es otra queja de una feminazi. Ni se les ocurra. Dijo que después de 22 años de revolución ya es hora de reconocer el derecho de la mujer venezolana a decidir sobre su propio cuerpo. Dijo que Waika se parece a ella porque es respondona. Eso de “calladita te ves más bonita” no va con ella y no le agradece el gesto a Pablo Neruda. ¿Y a quién de ustedes, queridas amigas y lectoras (o amigos y lectores beneficiados), no le pasó que su mamá las mandó a fregar la casi totalidad de las veces, en lugar de ordenárselo a cualquiera de los varones de la casa?

Ruta de la unidad. El 22 de septiembre pasado, cuando se cumplió otro año de la muerte inmerecida de mi ultra pana Yanira Albornoz, sucedió algo realmente importante que menciono feliz hoy y que se me antoja sea en honor a su memoria: las mujeres decidieron tomar la Ruta Verde y marcharán unidas el próximo 28 de septiembre hasta la Asamblea Nacional. Ahí se hará entrega del documento, firmado por medio centenar de colectivos de mujeres, donde se exige la derogación de los delitos sobre el aborto contenidos en los artículos 430 (aborto procurado), 431 (aborto consentido), 433 (aborto agravado) y 434 (aborto por honor). También exigen promover el tema de la despenalización del aborto en debates públicos y que en ese debate se tome en cuenta la opinión de las organizaciones defensoras de los derechos de las niñas, mujeres y adolescentes. La Ruta Verde arranca con este anuncio de unidad en la acción y continúa el 28 de septiembre con la entrega del documento en la Asamblea Nacional, en una marcha que arrancará en la plaza Morelos en horas de la mañana. ¡Sigamos!

Mercedes Chacín