Venezuela rechaza medidas coercitivas que afectan su seguridad alimentaria

0

La afirmación fue hecha por el ministro para la Alimentación, Carlos Leal Tellería, en la Cumbre de la ONU sobre Sistemas Alimentarios

24/09/2021.- El ministro del Poder Popular para la Alimentación, Carlos Leal Tellería, participó este viernes en la Cumbre sobre Sistemas Alimentarios de la Organización de las Naciones Unidas y afirmó que Venezuela condena las medidas imperiales que afectan la seguridad alimentaria del país, reseña VTV.

También destacó que «es importante alertar que el impacto económico derivado de la pandemia de la covid-19, los conflictos armados y los efectos adversos del cambio climático, son los principales factores que revierten los avances en la lucha contra el hambre».

«De igual forma, queremos remarcar, una vez más, nuestra denuncia sobre la aplicación sistemática de medidas coercitivas y unilaterales violatorias de la Carta de las Naciones Unidas y al margen del derecho internacional, afectando la seguridad alimentaria del pueblo de Venezuela», agregó el alto funcionario.

Agradeció a todos los países hermanos y las instituciones del sistema de Naciones Unidas que han apoyado a la nación en medio de esta situación.

En la actividad, Leal señaló que: «En Venezuela hemos venido trabajando en la transformación del sistema alimentario, a partir de los cambios en el modelo político, económico, social y productivo contemplados en nuestra carta magna y en nuestro Plan de la Patria, alineados con los objetivos del desarrollo sostenible».

El ministro afirmó además que «nuestro empeño por lograr la soberanía alimentaria y seguridad alimentaria y nutricional ha impulsado la participación activa de todos los sectores y actores que inciden en la producción del país. Me refiero a las mujeres, jóvenes, pueblos indígenas, campesinos y campesinas, pescadores, las familias, el agrourbano, comunas, movimientos ecosocialistas y la agroindustria entre otros, aplicando la modalidad de diálogos permanentes con el pueblo».

Sostuvo el ministro que la premisa primordial ha sido la defensa de la alimentación como un derecho humano fundamental y no como mercancía o instrumentos de guerra o de desestabilización política o de desestabilización social.

Reafirmó que en este sentido el Estado venezolano promueve políticas a favor de la producción primaria, sostenible y sustentable, donde los usos, costumbres, conocimientos y los saberes ancestrales y locales sirven de base para el uso consciente  de la Madre Tierra, a través de las creaciones de subregiones para la preservación y el uso consciente de las cuencas hidrográficas y zonas forestales.

Para concluir, reiteró el pensamiento del Comandante Hugo Chávez, quien expresó: «El hambre no es un problema técnico ni de mercadeo, sino un problema de orden político producto de la desigualdad social existente en el mundo generada por el sistema capitalista establecido, por lo tanto, para erradicar el hambre y transformar los sistemas alimentarios en el mundo es necesario en función del bienestar de los pueblos y la vida en el planeta, pasa primeramente por cambiar el modelo imperante y transitar a un modelo de desarrollo más humano, más justo y más equitativo e incluyente».

CIUDAD CCS