CARACAS CIUDAD CARIBE | ¡Somos Ucevistas!

0

1
Nuestra universidad, la UCV, Universidad de Caracas, ya tricentenaria, fundada el 22 de diciembre de 1721, es contemporánea con la creación de la Capitanía General de Venezuela el año de 1777. Ha sido parte integral de todas las luchas sociales que dio y sigue dando el pueblo venezolano para conformar a Venezuela como una república libre y soberana.

Una imagen de nuestra Universidad Central de Venezuela tricentenaria, difundida recientemente en un medio televisivo, nos mostraba una terrible visión del abandono y la desidia que se evidenciaba en el campus universitario: la Plaza Central y los jardines –otrora hermosamente cuidados– devenidos matorrales incultos; los techos de los pasillos cubiertos, caídos y derruidos, los locales de muchas dependencias universitarias, incluyendo laboratorios y bibliotecas, saqueadas por el hampa.

Recientemente, la intervención del Estado, a través del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, ya está permitiendo el inicio de la limpieza y la recuperación de los jardines y los edificios del campus de la UCV.

2
La Ciudad Universitaria de Caracas fue declarada por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad y su integridad, tanto física como intelectual, debería ser conservada y respetada; la responsabilidad por preservarla recae fundamentalmente en las actuales autoridades, ya que éstas no coordinaron a tiempo una campaña para tal fin, buscando el apoyo de las instituciones del gobierno central, instituciones nacionales privadas e internacionales como la misma Unesco. Sobre todo, han debido movilizar, en su adecuada oportunidad, a la comunidad universitaria de profesores y profesoras, estudiantes, empleados y trabajadores para participar en un programa de salvamento de nuestra Ciudad Universitaria.

Es urgente rescatar la seguridad del campus, de las oficinas y sobre todo de los laboratorios cuyos equipos ya han sido vandalizados por el hampa; se llevaron hasta los reactivos y recipientes con muchas de las cepas de diversas enfermedades. Es vital rescatar la imagen de la UCV, como centro creador de conocimientos, de cultura y formador de juventudes.

3
La Ciudad Universitaria de Caracas atesora vitrales, murales y esculturas, así como extensas bibliotecas y colecciones científicas que no solamente tienen un valor estético y científico: son también mercancías apetecibles para los mercaderes de arte y de ciencia. ¿Es qué su pérdida irreparable no tendría dolientes?

Las causas del colapso del campus de la UCV van más lejos. El Comandante presidente Hugo Chávez, en previsión de dicho colapso, había propuesto una ley que reformaría la actual Ley de Universidades, cuya aprobación habría salvado a la institución ucevista. Mal aconsejado entonces por ucevistas, al parecer poco conocedores de la situación académica de la institución, desistió de seguir adelante con dicha ley y conservar el statu quo; ello permitió a las mafias universitarias que se apropiaron de la UCV seguir llenándose los bolsillos y exportar dichos capitales para fundar universidades privadas en el exterior.

Presidente Maduro: “Todavía estamos a tiempo para recuperar y sancionar la Ley de Universidades que debió sancionar nuestro Comandante Hugo Chávez”.

4
Una de las cosas más graves que están ocurriendo es el atentado contra nuestra identidad histórica ucevista, contra las vivencias conservadas de una época de la vida cuando la UCV se convirtió en el punto central de la historia de Venezuela. No solamente era un centro de agitación revolucionaria en la política, sino fundamentalmente, un centro de creación intelectual y científica que se expresaba en el trabajo y la producción de las y los profesores, así como también de las y los estudiantes, cuya consigna era estudiar y luchar. Muchos de los profesores hicimos del recinto universitario prácticamente un segundo hogar donde teníamos nuestros cubículos, nuestras bibliotecas y archivos personales, nuestros laboratorios…

Podríamos decir hoy día que muchas de las ideas que animarían posteriormente la concepción chavista de la Venezuela bolivariana se gestaron durante los largos años de lucha ideológica en la UCV, que transcurrieron entre 1958 y 1992, cuando finalmente Venezuela dio el grito de rebeldía que anticipaba su voluntad de cambiar la historia de país neocolonial y sometido, en una historia de país finalmente soberano, liberado y revolucionario.

Que recordemos, muchos oficiales del Ejército, la Armada y la Guardia Nacional cursaron estudios de Ciencias Sociales en las facultades de Economía y Humanidades, participando junto con otras y otros estudiantes en los debates que se daban sobre el futuro de la Venezuela de hoy.

5
Si alguien se ocupara de sistematizar el abigarrado volumen de libros, artículos y tesis de grado producidos por profesores/as y alumnos/as en los diversos campos del área de ciencias sociales en la UCV, durante aquellos años, posiblemente podría revelar la importancia que tuvo el pensamiento ucevista en el modelado de esta nueva propuesta de sociedad bolivariana y revolucionaria.

Nuestro mundo de azules boinas nos invita con su voz a escuchar y nos grita: ¡Recuperemos la memoria revolucionaria de la Universidad Central de Venezuela! ¡Que esta casa que vence la sombra con su lumbre de fiel claridad, vuelva a vestir su traje de novia y se adorne con brisas de mar!
*Mario Sanoja Obediente. Profesor titular jubilado. Faces. Doctor en Antropología UCV, Orden José María Vargas al Mérito Académico en 1ª y 2ª clases. Investigador Nacional Emérito. Fonacit.

**Iraida Vargas-Arenas, Profesora titular jubilada. Faces. Doctora Cum Laude en Geografía e Historia de América. Universidad Complutense de Madrid. Orden José María Vargas al Mérito Académico en 1ª clase. Investigadora Nacional Emérita. Fonacit.

Mario Sanoja Obediente/Iraida Vargas
Cronistas de Caracas