LETRA MUERTA | Julio Cortázar y el Che

0

El 29 de octubre de 1967, veinte días después del asesinato del Che Guevara en Bolivia, Julio Cortázar le escribió una carta a Roberto Fernández Retamar, presidente de la Casa de las Américas. Allí le decía: “No sé escribir cuando algo me duele tanto”. Y dice además: “Aquí en París encontré un cable de Lisandro Otero pidiéndome ciento cincuenta palabras para Cuba. Así, ciento cincuenta palabras, como si uno pudiera sacarse las palabras del bolsillo como monedas”. Y al final le envía ese poema que le ha dado la vuelta al mundo: CHE. Yo tuve un hermano. / No nos vimos nunca / Pero no importaba. / Yo tuve un hermano / que iba por los montes / mientras yo dormía. / Lo quise a mi modo / le tomé su voz / libre como el agua, / caminé de a ratos / cerca de su sombra. / No nos vimos nunca / pero no importaba, / mi hermano despierto / mientras yo dormía, / mi hermano mostrándome / detrás de la noche / su estrella elegida.

CIUDAD CCS / ROBERTO MALAVER