FISIOENACCIÓN | No exceder consumo de las bebidas energizantes

0

Las bebidas energizantes a escala mundial han tenido gran popularidad tanto en la población general como en la deportiva, pero a raíz de varios estudios estas bebidas han sido muy cuestionadas por tener entre sus componentes ingredientes que las hacen regeneradoras y estimulantes. Dichos componentes son: carbohidratos, cafeína, vitaminas, carnitina e inclusive una sustancia llamada taurina.

Estas bebidas contienen hidratos de carbono (azúcares), que pueden ofrecer un aporte inmediato de energía cuando se gastan las reservas del cuerpo, estas también contienen electrolitos (sodio, potasio), que el cuerpo pierde a través del sudor, las cuales son sumamente importantes para mantener el equilibrio de los fluidos corporales y favorecer la función muscular.

Las mismas fueron creadas con la intención de incrementar la resistencia física, habilitar reacciones más veloces a quienes las consumen, lograr un nivel de concentración mayor, evitar el sueño, proporcionar sensación de bienestar, estimular el metabolismo y ayudar a eliminar sustancias nocivas para el cuerpo, haciendo que el consumo sea famoso en deportistas, estudiantes, empleados nocturnos y cualquier otro tipo de personas.

Se recomienda un uso moderado de la misma, máximo una vez al día para los atletas. Nunca debe mezclarse con alcohol, porque puede causar daños cardíacos entre otras posibles complicaciones. También está contraindicado en mujeres embarazadas. Entre los efectos secundarios de la ingesta excesiva de este tipo de bebidas tenemos hipertensión arterial, alteración del ritmo cardíaco, síntomas de sobrexcitación del sistema nervioso, dando lugar a inquietud, nerviosismo, insomnio, enrojecimiento de la cara, aumento de micción, trastornos gastrointestinales, contracciones musculares, irritabilidad, ritmo cardíaco irregular y agitación psicomotora.

Aunque estas bebidas no son tan nocivas como las alcohólicas, crean una dependencia llamada dependencia física, llevándolo a la dependencia social, ya que la población cotidianamente experimenta estrés, cansancio físico, etc. Para concluir, el descanso, manejo del estrés, la alimentación adecuada y una buena hidratación con agua antes, durante y después del ejercicio, es la clave para obtener resultados favorables y no poner en riesgo nuestra salud. Hasta la próxima entrega.

CIUDAD CCS / YDALMIS BRAVO