ASÍ DE SENCILLO | Somos felices

Maritza Cabello

0

Uno de los colaboradores de Don Mandamás le sugería un nuevo proyecto de productividad efectiva, que consistía en establecer un nuevo horario con incentivos para el personal.

El jefe se echó a reír como si le hicieran cosquillas. No paraba. Entre carcajadas dijo:

-¡Chico! eso no hace falta, tengo los mejores empleados de la historia. Ahora no hago nada, ellos lo hacen todo solitos. No hay por qué gastar en incentivos.

Jalavier, que así se llamaba el que hizo la propuesta, manifestó su duda.

-¿Cómo?

-Te explico: Contraté un gurú

-¿Gu qué?

-De esos que dicen que estudiaron en la India, son vegetarianos y prenden esas vainitas que perfuman…

-Incienso

-¡Eso!

-También me traje una mujer divorciadísima, empoderada y operada. Le di a los empleados unas semanas de talleres, charlas y foros con ese par. Resultado, Todos son positivos, trabajan para su niño interior y la culpa de lo que pase es de ellos mismos, porque lo están atrayendo y lo mejor de todo, aquí no hay dolor, porque siempre deben ser felices.

¿Qué tal? Ahora estoy relajado.

-Uhmmm. Tengo una sobrina que hizo un curso, pero de un mes de algo de la autoestima…

-¡Eso sirve! se hacen maestros rapidito.

Aplícalo. Es la nueva forma de dominio.

Que te lo digo yo.

Maritza Cabello