Cátedra de bolero, salsa y latin jazz para profundizar la música caribeña

0
Resaltan ideas, canciones y propuestas para exaltar el género. Foto A. Angulo

El bolero se hace canción, crónica, cátedra, espacio para compartir, para crecer, para acercarnos a esa historia caribe que nos une como continente, y a esa raíz que nos acerca desde múltiples voces a lo hispano, a lo africano, a lo universal.

Esta ciudad de Caracas se niega a padecer en el silencio, en la ignominia, en la pérdida y para ello se arma de imaginarios, de cadencias, de musicalidad que la visten, la celebran y le dan identidad viva.

La Escuela de Comunicación Popular Yanira Albornoz inició, el pasado 21 de octubre, la Cátedra de bolero, salsa y latin jazz, dirigida por el periodista y melómano Humberto Márquez, presidente vitalicio del Club del Ron y férreo investigador del bolero.

Aceptando que Tristezas fue el primer bolero escrito por el cubano José Pepé Sánchez, en Santiago de Cuba en 1883, y dándole apertura a los más aderezados debates sobre el origen del género en el Caribe, sobre su evolución, sus grandes intérpretes, las múltiples versiones, los conciertos inolvidables, pero especialmente, sobre los temas que lo caracterizan, se realizan intercambios de ideas, de los participantes, ávidos conocedores y especialistas, que asisten no solo a aprender sino a contribuir con sus aportes a la valoración de este género nuestro.

La cátedra se desarrolla los días jueves, a partir de las 2:00 pm, en la sede de la escuela, ubicada en el piso 6 del edificio Gradillas. Se debate sobre diversos estudios del género, se citan entrevistas y se comparten anécdotas y crónicas.

Una inquietud unánime mueve a cada uno de los participantes: ¿cómo promover la valoración, reconocimiento y goce del bolero en las nuevas generaciones, en la juventud?

Los días viernes, a las 2:00 pm, el turno es para lo que han denominado “las prácticas de laboratorio”, que desarrollan en El Cuchitrill Bar. En este encuentro intercambian versiones de boleros, entre cantos a capella y acompañamientos de piano y guitarra, con invitados de la talla de Elena Gil, Leonel Ruiz e Hindú Anderi.

La Cátedra tiene sus voces genuinas que le dan identidad: Maigualida Ocaña, con su registro caribe lupe; el canto a dos voces de Blanca Muñoz y Martha Navarrete y la revelación de esta promoción, Kike Gavilán.

Un producto final será presentado a partir del estudio, las discusiones y la investigación de cada participante y desde ya se avizora como un aporte al género del bolero desde este espacio formativo.

CIUDAD CCS / JOSÉ JAVIER SÁNCHEZ