Acerca de las megaelecciones Parte uno

J.J. Álvarez

0

Las megaelecciones de este domingo, 21 de noviembre de 2021, son el resultado de un sistema electoral que arrancó hace 21 años, en el que la naturalidad organizativa es competencia del Poder Electoral que es ejercido por una de las instituciones más importantes de nuestra democracia: el Consejo Nacional Electoral (CNE), que tiene como objetivo el desarrollo de la libre participación ciudadana en la elección de cargos públicos.

El padrón electoral de 21.156.846 de la población inscrita en el CNE, consagra ampliamente el derecho al sufragio de las personas que aspiran al desarrollo de sus valores democráticos contra los trastornados intentos de Estados Unidos y sus cómplices de socavar la celebración de las megaelecciones ya fijadas por el Poder Electoral de la República Bolivariana de Venezuela.

Ciertos opositores aspirantes a gobernaciones, alcaldías, consejos legislativos regionales y municipales, expuestos a la crítica y escogidos a puertas cerradas, sostenían hasta hace poco que era absurdo para sus intereses ir a elecciones. Lo curioso es que ahora competirán.

La mesa está servida, los venezolanos elegirán 23 gobernadores, 335 alcaldes y los miembros de los consejos legislativos regionales y municipales. En estos comicios del domingo, las resiliencias, el optimismo, las soluciones, las emociones, las ideologías, las simpatías y las empatías, el conservadurismo, las necesidades, el oportunismo, las ilusiones, etcétera, serán factores a prevalecer en el análisis del expediente personal de cada uno de los más de 70.000 candidatos, sobre todo de los capaces de defender intereses sociales, políticos y económicos de las entidades regionales y municipales a las cuales pretenden servir.

A los veedores internacionales les decimos “respetamos rigurosamente los derechos de sus países, pero los nuestros también deben ser respetados”. Eso porque, por ahí ya se oyen voces de representantes de la Casa Blanca y la Unión Europea cuestionando la legitimidad del proceso electoral del 21 de noviembre de 2021.

Las megaelecciones se librarán en histórica batalla con apego a la soberanía e independencia de nuestro país contra toda injerencia de potencia imperial. Ese fue el legado profético que nos dejó nuestro Libertador, Simón Bolívar, en el siglo XIX. Baste recordar cuando Bolívar en carta a un funcionario británico, Patricio Campbell, en Guayaquil, 5 de agosto de 1829, vislumbró “Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad”.

Votar es un derecho pero también un deber, a votar se ha dicho.

J.J. Álvarez