Fisio en acción | Un buen calzado deportivo puede evitar lesiones

0

Una de las principales causas de lesiones en la vida de un deportista, sea cual sea su disciplina, depende de una mala pisada. Si bien es cierto, nadie tiene una pisada perfecta, pero existen muchísimos aditamentos de tipo ortopédico que ayudan de una u otra manera a contrarrestar posibles desbalances al momento de ejecutar la marcha o la carrera.

Entre estos aditamentos ortopédicos hay variadas opciones (plantillas, taloneras) que van desde las más sencillas y económicas hasta las más sofisticadas con materiales de primera calidad y por ende algo costosas, pero en realidad me gustaría hablarles acerca de la importancia del calzado deportivo adecuado para realizar cualquier actividad física.

El pie o mejor dicho la pisada tiene distintos tipos de apoyo, uno es con el borde externo del pie, pues los zapatos se desgastan en la parte externa y en el talón, esta última es la menos frecuente y llamada pisada del supinador, luego tenemos el apoyo excesivo de la parte interna del zapato desgastando las áreas delanteras y traseras del mismo también llamada pisada del pronador, siendo la más común.

La importancia del calzado deportivo y las características mínimas que debe tener para contrarrestar el riesgo de lesiones es fundamental, ya que cada disciplina tiene un tipo de calzado acorde a su práctica. Factores como la cinética, la superficie del suelo, estructuras anatómicas y características del deporte intervienen en el diseño y funcionalidad del calzado.

En el deporte es imposible no lesionarse, sin embargo, el calzado deportivo ayuda a disminuir el riesgo ya que está comprobado que los esguinces, tendinitis y luxaciones tienen mucha relación con el uso de calzado inapropiado.

Estos reducen la tensión en el tendón de aquiles ya que tienen un soporte en el mismo, ayudando a amortiguar el tobillo y dando un ajuste adecuado, en cuanto al soporte superior suelen estar fabricados de materiales que permitan ventilación y ser más livianos, las plantillas deben ser lavables y aptas para brindar soporte en el arco del pie, la suela de distinto material amortigua y reduce el impacto al entrar en contacto con el suelo, también poseen estrías o surcos que ayudan a mantener la tracción y para finalizar las punteras permiten amplitud en los dedos de los pies evitando la aparición de callosidades y otras molestias al realizar actividad física.

Ydalmis Bravo
____________

No olviden seguirme en mis redes sociales @fisioenaccion2019 o escribirme al correo electrónico fisioenaccion2019@gmail.com