Libros Libres | Guillermo Morón, caballero de sabiduría

0

Hace poco falleció en Caracas el escritor larense Guillermo Morón (1926), a quien traté personalmente durante varios años, mientras presidía la Academia Nacional de la Historia y su Departamento de Publicaciones, adonde me invitó a laborar redactando notas de contraportada de obras, y a organizar su catálogo de publicaciones. Allí Guillermo dio enorme oportunidad a escritores venezolanos de todas las tendencias a publicar sus obras en variadas colecciones, como nadie nunca antes lo había hecho. Allí demostró su amplitud y generosidad. Compartí con él paseos por el bello estado Lara, por Carora, Barquisimeto, y otros pueblos del occidente, cuya historia conocía al dedillo. En Carora, sobre todo, donde hay una biblioteca con su nombre, regresé un día del año 2019 a planificar desde allí un homenaje a mi padre Elisio Jiménez Sierra, en su centenario; ambos admiraron al gran Cecilio Zubillaga Perera, maestro de generaciones. Aunque su obra de historiador es vasta e importante, lo prefiero como ensayista y narrador. Destaco especialmente sus libros Sobre griegos y latinos (1991), Son españoles (1989) y Escritores latinoamericanos contemporáneos (1979), joyas de la literatura en ese género, donde autores de la antigüedad clásica y latina e hispanos son revisados con sabiduría y frescura, alejado de las durezas académicas o de retorcidos estilos críticos.

Morón también fue muy destacado en su trabajo como narrador de ficción en novelas como El gallo de las espuelas de oro (1986), picaresca moderna sin par en la literatura venezolana del siglo XX, donde el latido popular se mezcla a la picardía, el erotismo y la vida política en un solo discurso de anécdotas populares sobre insidias, bromas, rumores y diatribas en frescos notables. Los hechos de Zacarías (1990) la última de sus novelas, protagonizada por un peón, constituye una narración magistral de nuestro mundo rural desde una perspectiva novedosa, cuya nota de contraportada tuve la honra de redactar. Mientras que en los cuentos de Historias de Francisco y otras maravillas (1980) y Algunos animales criollos (1985) su capacidad narrativa se muestra en todo su poder de síntesis. Se trata de fulgurantes cuentos breves donde brillan también la sátira y las fábulas con una capacidad de crítica social de enorme sugestión y calidad. Otras novelas suyas como El catálogo de las mujeres (1994) destacan en esa línea. Aparte, Morón es autor de numerosas crónicas sobre pueblos venezolanos donde brilla la picardía y la sazón de nuestra habla popular. La Biblioteca Ayacucho también publicó un volumen muy representativo de su hacer, bajo el título de Obra escogida (1995).

Dejo aquí plasmada mi gratitud hacia su figura humana y a su preclaro don de maestro, de apertura intelectual hacia las nuevas generaciones, de fresco humor y delicadeza en el trato, que lo convierten en un caballero de sabiduría, de hombre fino que supo recoger buena parte del sentir venezolano y de América para diseminarlo por el mundo.

Gabriel Jiménez Emán