MIRADAPolítica

0

EL PASADO DOMINGO 21 DE NOVIEMBRE no solo triunfó la democracia y la paz en Venezuela, sino que el proceso revolucionario salió fortalecido al asir 19 gobernaciones de las 23 que estaban en disputa y más de 200 alcaldías, en unos comicios donde la participación del electorado rondó el 42%, mucho más de lo esperado; mientras que la oposición venezolana, esa que durante años ha dicho estar unida, salió mucho más fragmentada de lo que ya venían reflejando en los últimos tiempos, y desde nuestro punto de vista ahora será más difícil que logren unir esfuerzos para dar al traste con el Gobierno Bolivariano de Nicolás Maduro, que además logró reconocimiento de parte de ciertos sectores de las oposiciones al ser visitado por los ahora gobernadores Manuel Rosales (Zulia), Morell Rodríguez (Nueva Esparta) y Alberto Galíndez (Cojedes), quienes expusieron ante el legítimo jefe de Estado una serie de proyectos.

Sin embargo, el chavismo no debe confiarse, ya que la situación que vivimos ha hecho mella en las bases revolucionarias, porque hay gente que no comprende que vivimos la “hora de los valientes”, ese instante donde no se puede permitir doblar la cerviz ante los problemas que nos golpean duro día a día, y mucho menos ante el imperialismo yanqui y el voraz capitalismo que aún camina muy campante entre nosotros.

Las oposiciones tampoco pueden hacer mucha fiesta, porque si bien es cierto ganaron un número importante de alcaldías y sacaron un caudal de votos nada despreciable, no pueden estar pensando en que es el momento de un revocatorio, ya que tal como lo hizo saber el propio Jesús “Chúo” Torrealba en sus redes sociales, las cuentas que han sacado algunos personeros de la oposición como César Pérez Vivas, no son las más correctas y se quedarían cortos en el número necesario de votos para revocar el mandato a Nicolás Maduro en un posible referéndum en el 2022. ¡ASÍ QUE A PONERSE LAS ALPARGATAS QUE LO QUE VIENE ES JOROPO!

Y JOROPO ESTÁ BAILANDO el pueblo venezolano con el galope de los precios de los bienes y servicios, que tal como decía aquel famoso narrador hípico le saca uno, dos, tres, cuatro y hasta más cuerpos al salario de las trabajadoras y los trabajadores de nuestro país, que deben hacer magia para las compras navideñas y arreglar un poco sus hogares. Los galones de pinturas rondan los 30 $, la de aceite, mientras que la de caucho está en los 15 $ y la satinada pasa los 50 $; las luces para arbolitos y pesebres se encuentran en los 5 $ y los adornos navideños oscilan entre los 5 y 10$. Y ni se diga el precio de la carne de cochino y de res para preparar las multisápidas, la primera pasó los 40 Bs y la segunda rompió la barrera de los 30 Bs, a la vez que el pimentón se ubica en los 15 Bs el kilo y las aceitunas y alcaparras están en 20 y 25 Bs. Entonces, de nuevo hacemos un llamado y decimos: ¡PRESIDENTE, HAGA ALGO, PERO YA!

CIUDAD CCS / JUAN CARLOS PÉREZ DURÁN