AL DERECHO Y AL REVÉS | ¡Más fariseos que en Palestina

0

Solo una hipótesis: si Jesucristo regresa al mundo y le da por visitar nuestro país, no tengo la menor duda que Nuestro Señor pensaría que aquí abundan los fariseos. Y quizás, como los mormones que se han instalado en Utah, concluiría que en Barinas hay más fariseos por metro cuadrado que en toda Venezuela o en la Palestina bíblica.

A ver: según las historietas oficiales de ambos bandos, todas llenas de propaganda farisea, nuestro CNE que maneja el mejor y más costoso sistema electoral del planeta, fue engatusado, vaya el lector a saber por quién o quienes, para aceptar como candidato un señor Superlano que por sus fechorías estaba inhabilitado o debería estarlo.

De este Superlano hasta hace poco se ignoraba absolutamente todo, porque como la inmensa mayoría de los seres humanos, no había hecho nada descollante, al menos no como para ser considerado candidato a gobernador, y eso fue así hasta cuando se conocieron sus hazañas, pocas, y que como integrante de lo que después fue el interinato,  las llevó a cabo en un burdel cucuteño de nombre “Penélope”, donde el susodicho tomó los cobres que el presidente Trump destinó para aliviar la situación –dicen– de militares venezolanos desertores y los invirtió en francachelas con damiselas malandras que lo envenenaron vía burundanga, a nuestro héroe y a un primo que falleció sin recobrar el sentido.

Sin meterme con el oficialismo, incapaz siquiera  de  rasgarse las vestiduras cuando el CNE barinés y el de Caracas, aceptaron una candidatura que en un país algo serio, jamás habría sido aceptada, incluso sin que hubiera una inhabilitación de por medio: uno reflexiona hablando solo, ¿no hay exceso de fariseísmo en estos cuentos y en los del Superlanismo de Barinas, que cuando les mencionan el «Penélope». Ven para el techo y pasan la página como si uno contara el encuentro con un extraterrestre.

Pero, sucedió que el burundangueado gana la  elección y es entonces cuando se dan cuenta todas las instituciones que Superlano estaba inhabilitado, para ser no solo candidato, sino siquiera portero de la gobernación a la que aspiraba.

Pero una vez “descubierta” la inhabilitación y  eliminado el triunfo del Superlanoo, el CNE y otras instituciones no desperdician tiempo para practicar el  fariseísmo: ¡el organismo electoral, siempre tan equilibrado, convoca nuevas elecciones, pero para el 9 de enero, cuando la mitad de los barineses seguramente anden tomados con alcohol barato, porque ya la cerveza es un lujo!

Y cuando el gobierno tiene una ventaja obvia e importante.

Pero la gota que nos hace merecedores de un premio al fariseísmo son las candidaturas para la nueva elección.

¡En democracia e incluso en el republicanismo que no es lo mismo, las regiones e incluso un país no le pertenece a nadie por más méritos que tenga el candidato a santo o a super patriota, pero no, aparentemente para ser candidato con posibilidades en Barinas, hay que pertenecer o a la familia del Comandante Chávez, o a la del héroe del burdel «Penélope». ¡Para los demás el fariseísmo no deja chance!

Y aquí caben otras consideraciones como que a menos el gobierno candidatea un ex canciller con lo que eleva la elección, ya que la oposición que siempre la pone hasta cuando tiene razón lo primero que se le ocurre una vez inhabilitado el ganador Superlano, y proponen una candidata a la que presentan como “la esposa de”.

Vaya imbecilidad, a pesar que en la historia ha habido mujeres que ganaron elecciones pero no por ser como machistamente proponían quienes postulan la esposa de Superlano “la esposa de, en el caso barinés. Incapaz ella siquiera de cornear con sus carameras, en venganza, al maridito.

Benazir Butto fue la primera presidenta de Pakistán a pesar de ser ella hija de un presidente y casada con un malandro que dejaría a Superlano para las ligas menores. Sí, pero Benazir se destacó en las universidades de Harvard y Oxford, presentó leyes para eliminar la abusiva Sharia que pretende cortar manos al ladronzuelo o lapidar la mujer adúltera, en el siglo XXI, en esos países dirigidos por extremistas musulmanes etcétera.

No era Benazir, “la hija de”… y la asesinaron por ser una mujer destacada cuando iba a ganar una segunda presidencia.

En Barinas eso no sucede ni sucedió, pero cómo lo justo es prioridad en lo que uno escribe. Admito que el candidato Jorge Arreaza no ha destacado como punto a su favor que estuvo casado con una hija de Hugo Chávez y por su actuación en la Cancillería no se le puede calificar como “casado con”.

A ver cómo le va, si gana en un estado tan lleno de fariseos… y dónde tantas cosas se pueden ir cambiando.

Domingo Alberto Rangel