“CUMBRE PARA LA DEMOCRACIA” UNA PROMOCIÓN DEL PODER YANQUI

0

En la pasada “Cumbre para la Democracia” convocada desde Washington por el presidente de Estados Unidos (EEUU), Joe Biden, al margen de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), del 9 al 10 de diciembre de 2021, participaron más de un centenar de invitados entre jefes de Gobiernos, activistas, periodistas, empresarios, entre otras personalidades; con la idea, de promover su hambre de dominio global y, magnificar sus intereses dentro de la postura político-comercial contra China (bajo pretexto de supuestas violaciones de los Derechos Humanos por parte del gigante asiático), y político-militar contra Rusia ( inspirada en noticias falsas inventadas por Washington para rearmar a  Ucrania).

Ningún líder político sensato de este mundo, no importa la manera de pensar, puede ignorar que EEUU lo que busca para su parásita economía es concebir un gran poder político, económico y financiero para sostener su consumo despilfarrador y; para esto, promueve la injerencia y la desestabilización contra gobiernos que no se someten a sus designios.

En un comentario publicado vía WhatsApp, en el medio cubano ORBE, el historiador estadounidense, Sam Anderson, enfatizó que la “Cumbre para la Democracia” fue un ejercicio de demagogia y un fiasco empapado de retórica que trata de ocultar el racismo sistémico, el abuso policial, la violencia, el negocio de la droga, la violación de derechos humanos, la inmigración,  la inflación, la recesión económica de la administración yanqui que supera un déficit de miles de millones de dólares producto de la reñida competencia de China, Rusia y otros países.

En versión del presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro: “La Cumbre para la Democracia” celebrada desde Washington, dirigida por Joe Biden, pretende generar una nueva guerra fría en función de sus intereses con el pretexto del tema de los derechos humanos y la protección de la democracia para dividir el mundo entre aliados y países independientes. Justo lo contrario, Maduro aboga la creencia por un mundo pluripolar, multicéntrico, sin divisiones y sin hegemonías.

Sepa EEUU y sus aliados: El retorno al neocolonialismo ya no puede ser la solución para los desesperados deseos de soberanía e independencia de los pueblos del Tercer Mundo, ya es tiempo de convencerse de la oleada libertaria que se extiende por todo el planeta.

La “Cumbre para la Democracia” está muy lejos de constituir una armoniosa comunidad en esta revoltosa civilización global. Sin dudas, seguirán grandes debates y controversias sobre esta cuestión.  Ojalá, ello no sirva para seguir alimentando las actuales crisis del planeta.

JJ ÁLVAREZ