Fisio en acción | La mujer puede verse afectada en una piscina

0

Nosotras las mujeres además de ser maravillosas, con muchísimas cualidades y excepcional belleza, también somos vulnerables al padecer ciertas patologías debido a la complejidad de nuestra anatomía. Tal es el caso de nuestra zona íntima ya que, por cambios hormonales, de temperatura, algunas enfermedades y ciertas actividades, aparecen infecciones vaginales.

Es importante decir que estas infecciones pueden afectar a mujeres de cualquier edad y etapa de su ciclo reproductivo, y que las mismas están divididas en 4 tipos: Candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, tricomoniasis y clamidia. Resalto que todas y cada una son causadas por agentes diferentes al igual que las manifestaciones clínicas, el tratamiento y los medios de contagio.

En ese sentido, hoy hablaré específicamente de aquellas infecciones causadas por la humedad excesiva de la zona íntima femenina asociadas al frecuente uso de piscinas, como es el caso de las nadadoras o aquellas que practican actividades acuáticas donde tienen que permanecer con sus trajes de baño puestos por largos períodos.

En el caso de la candidiasis vaginal, provocada por un hongo llamado Cándida albicans, no es considerada una enfermedad de transmisión sexual, pero sí debe ser tratada cuando se multiplica descontroladamente, tanto a la mujer que lo padece como a su pareja, ya que produce molestos síntomas como flujo vaginal blanco y espeso no mal oliente como el requesón, prurito o picazón vaginal, irritación en la vulva, sarpullido, enrojecimiento e hinchazón de la vagina y vulva, destacando que la sintomatología se manifiesta de maneras distintas.

El tratamiento a seguir consiste en erradicar el agente causante de la afección a través de ciertos medicamentos prescritos por el médico en el caso de tricomoniasis y vaginosis bacteriana. En cambio, la candidiasis es tratada con remedios caseros para aliviar las molestias y antimicóticos de venta libre como miconazol y fluconazol.

Recomiendo mantener limpias y secas tus partes íntimas, no permaner mucho tiempo con el traje de baño, usa jabón suave sin perfumes, al ir al baño límpiate de adelante hacia atrás, la ropa interior de algodón es la mejor opción, evita la sintética, evita las duchas vaginales y visita tu ginecólogo.

Ydalmis Bravo

No olviden seguirme en mis redes sociales @fisioenaccion2019 o escribirme al correo electrónico fisioenaccion2019@gmail.com