Agarra Datos | Prepara y disfruta este carato de cáscara de piña y arroz

0

El carato es una de las bebidas típicas venezolanas, una tradición para compartir y celebrar con seres queridos en reuniones, cumpleaños o en cualquier momento en que se desee deleitar el paladar con su sabor; el Instituto Nacional de Nutrición (INN), como parte de las fechas decembrinas, te muestra una forma de preparar el carato andino, que bien puede ser una excelente bebida para brindar en estas fechas especiales.

El arroz y las cáscaras de piña son los protagonistas de esta receta, una combinación de frescura y energía que necesitas para emprender un nuevo día o simplemente para disfrutar de algo dulce, además que proveen al organismo importantes beneficios, como el arroz, que debido a su contenido de carbohidratos genera energía y saciedad.

Asimismo, el arroz si se consume en las cantidades correctas controla la presión arterial ya que es bajo en sodio, siendo un aliado para quienes padecen de hipertensión. Es vital mencionar que el arroz integral previene el estreñimiento por su fibra, al contrario del arroz blanco que se le atribuyen efectos astringentes.

En esta receta se dará uso a la concha de la piña, que normalmente desechamos y es altamente beneficiosa por su acción diurética, mejorando la retención de líquidos, la digestión, además de reducir el colesterol y aliviar las inflamaciones; igualmente, fortalece el sistema inmunológico, disminuyendo el riesgo de sufrir algunas enfermedades respiratorias.

El INN como ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Alimentación (Minppal), te invita a realizar esta receta verdaderamente provechosa por sus increíbles aportes nutricionales, no dudes en prepararla y compartirla.

Carato de cáscara de piña y arroz

Ingredientes:
> 1 piña
> 1 taza de arroz blanco
> ¼ de papelón
> 1 cdita de canela, guayabita o clavito de olor
> 1 litro de agua

Preparaciones: Lava la piña y corta la cáscara, agrégala en una olla con el agua y una taza de arroz blanco (también puedes fermentar la concha de piña con anticipación colocándola unos días antes en agua y dejando reposar), seguidamente incorpora el papelón y una cucharadita de canela. Una vez cocido, deja enfriar y licua; por último, agrega un poco de líquido del fermentado, cuela y listo. Consérvalo en una botella. Dura aproximadamente seis meses.

Elaborado por el equipo de prensa del Instituto Nacional de Nutrición