Se multipliquen las Margaritas y Havidelines

0


Havideline y Margarita son de esas mujeres que palabras como luchadoras o lideresas apenas dan una pista de la templanza y el coraje que las acompaña, también la ternura camina con ellas. Ambas narran sus historias con brillo en sus ojos desde la casa que soñaron, un espacio para las mujeres en La Vega. Ellas son la punta de lanza de un colectivo de lideresas comunitarias que desalojaron a la desidia para llenar ese habitáculo de cultura, formación y acompañamiento amoroso a mujeres a las cuales la violencia patriarcal les está atravesando la vida como una daga en el corazón.

Estas mujeres son tan arrechas (caraqueñamente no cabe otra palabra) que tienen sistematizada la realidad de cada uno de los ejes de la parroquia de acuerdo al género que lleva la mayoría en el liderazgo del territorio; nivel en que las mujeres de cada eje denuncian la violencia contra ellas, es decir, las que denuncian, las que no y por qué no lo hacen; dónde los hombres son más violentos y sus propias hipótesis de por qué ocurre; tipifican a las mujeres de cada eje de acuerdo a sumisión o empoderamiento, y no de forma discriminatoria, para nada percibí eso, sino como un mapeo de con quiénes cuentan y para qué, y dónde hay que afincar el trabajo.

Son mujeres que han sido amenazadas por su liderazgo. A Havideline la iban a quemar en su casa en medio de las guarimbas de 2017. Explicaban con dolor cómo en medio del desbarajuste del Koki y su banda, hubo mujeres que se fueron de la comunidad por miedo de que sus hijos fueran captados para delinquir o que sus hijas fueran raptadas para ser sus mujeres. No hay resquicio de institucionalidad que se les escape para traer a la comunidad más bienestar. Sin perder identidad, sin perder autonomía aprenden, se acuatizan y reciben a organizaciones sociales, es tal su claridad política. Son del color del pueblo y todo lo hacen con alegría.

Personalmente escucharlas fue avivar una convicción, la transformación se sigue construyendo en la matriz de esta puebla, o pueblo mujer como ellas dicen, que la esperanza acompaña al trabajo diario por un buen vivir y sobre todo, que hay un caudal de poder que sube desde la tierra, entra por la planta de los pies de mujeres como Margarita y Havideline, y con sus cuerpas construyen sueños de bienestar común que ven hechos realidad y siguen regándolos, pintándolos e invitando voluntades de amor y vida.
Se multipliquen las Margaritas y Havidelines.

Indhira Libertad Rodríguez

La Araña Feminista teje la red de colectivos de mujeres socialistas de Venezuela. Este es un espacio reflexivo e informativo sobre nuestras luchas y conquistas. La unión de nuestras voces construye el socialismo feminista.

http://encuentrofeminista.weebly.comwebfeminista@gmail.com
_______________

Feminismoenlosmedios

Programa Con Voz Propia, viernes 8:00 pm, Radio del Sur, dirigido y conducido por Alba Rengifo.
Programa Congénero, Telesur, Sábados.