AHORA LOS PUEBLOS | Antifascismo y comunicación popular (II)

Anabel Díaz Aché

0

“Mientras los medios producen la cretinización vulgar,

la Universidad produce la cretinización de alto nivel.(1)

Edgar Morin

 

 

En el Foro Internacional de Medios Alternativos, realizado en Caracas el 12 de abril, se discutieron propuestas en los contextos comunicacionales, frente a los cambios en el Nuevo Orden mundial. Asimismo, se analizó la actuación de los medios en diversos países de la región, resaltando los casos de Bolivia, Brasil y Venezuela, donde existe una correspondencia en la actuación de las corporaciones mediáticas en las naciones donde los sectores populares lograban, a través de los votos,  concretar gobiernos populares de izquierda.

Claudia Espinoza, quien participó con su ponencia “Enfrentar las tendencias fascistas en los medios de comunicación”, planteó la situación presentada durante el golpe de Estado de Bolivia en 2019, organizado y financiado por los grupos oligárquicos nacionales con el apoyo de Estados Unidos y la OEA. Explicó cómo la narrativa de los medios masivos estuvo cargada de un alto componente racista, misógino, homofóbico y clasista, hasta criminalizar ante la opinión pública al expresidente Evo Morales, incitando a la persecución política de los dirigentes del Movimiento al Socialismo, llegando al extremo de marcar sus casas.

Según Espinoza, gracias a estos acontecimientos, comprendieron después de 14 años de gobierno masista que no estaban preparados comunicacionalmente para contrarrestar semejante arremetida mediática. Las redes sociales fueron el puntal en Bolivia del golpe de Estado, se crearon simultáneamente 50 mil cuentas de Twitter para generar el espejismo de una opinión pública a favor del golpismo. El pueblo comenzó a reorganizarse y logra once meses más tarde, imponerse por más del 55% de los votos en las elecciones presidenciales, “así logramos recuperar la dignidad y estamos reconstruyendo junto al Presidente Luis Arce la institucionalidad”.

En apenas un año de gobierno fascista de Jeanine Añez, lograron destruir a los medios de comunicación comunitarios, indígenas y sindicales. Debemos volver a articular los recursos para dotarlos de equipos técnicos y humanos. Aún no tenemos como medirnos contra la fuerza mediática de la oligarquía, seguimos en desventaja. Sin embargo, las grandes corporaciones mediáticas después de su actuación abiertamente de apoyo al fascismo, atraviesan por una grave crisis de credibilidad. En Bolivia hoy, la gente reconoce a los medios como actores políticos que informan según sus intereses, que promueven el enfrentamiento social y no el diálogo y la inclusión.

Se hace necesario analizar a profundidad la actuación de las redes sociales durante el golpe de Estado en Bolivia y en Brasil, así como en la campaña electoral que llevó a Mauricio Macri a la presidencia de Argentina.  En nuestras sociedades latinoamericanas, un considerable sector social se informa a través de los medios digitales. Claudia Espinoza elevó un conjunto de interesantes propuestas ante el Foro Internacional de Medios Alternativos:

  • Fortalecer los estudios sobre la comunicación. Si consideramos, como casos de estudio, la actuación de la Radio Kawasachun Coca  en Bolivia que, logró denunciar nacional e internacionalmente los crímenes cometidos por el gobierno fascista durante las masacres de Sacaba y Senkata en 2019 y la Radio Fe y Alegría en Venezuela, durante el golpe de Estado de 2012; así como el papel jugado por Radio Nacional de Venezuela, durante el golpe eléctrico del 2019, pudiéndose demostrar la hipótesis de que la radio ha sido un medio de comunicación subestimado por las fuerzas y los gobiernos populares, en su alcance y función social.
  • Crear observatorios o verificadores de noticias falsas, desinformaciones, manipulaciones, tergiversaciones por parte de las corporaciones mediáticas, para exponer los casos en los tribunales de ética y solicitar la actuación de la justicia.
  • Crear plataformas periodísticas colectivas que practiquen en los territorios el periodismo colaborativo, para difundir las historias de luchas de nuestros pueblos, desde lo formativo y emotivo.
  • Fortalecer la formación en producción de contenidos, técnica y programática para los comunicadores y comunicadoras populares. Creación de plataformas propias que permitan que permitan romper la dictadura mediática que nos han impuesto.

Los medios comunitarios y alternativos venezolanos, en su mayoría, no pudieron participar de este importante evento. Sin embargo, son muchas las expectativas que se han abierto a raíz del mismo, sobre el necesario reimpulso técnico y humano para fortalecer dichos medios y crear las condiciones para la producción de contenidos de calidad que, nos permita superar la mera celebración cada 12 de abril como Día de la Comunicación Popular y avancemos en propuestas concretas hacia una mayor democratización de la comunicación en la región latinoamericana.

Anabel Díaz Aché

 

Fuentes Consultadas:

(1) Morin, Edgar (1994) Introducción al Pensamiento Complejo. Compilación de ensayos y presentaciones realizadas entre 1976 y 1988. Disponible en: http://cursoenlineasincostoedgarmorin.org/images/descargables/Morin_Introduccion_al_pensamiento_complejo.pdf

 

(2) Foro Internacional de Medios Alternativos: Claudia Espinoza (Bolivia). Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=vTa_lxfhYyE&t=3043s