HORIZONTE DE SUCESOS | Tiempos interesantes V

Heathcliff Cedeño

0

En ese juego de aniquilar todo, también debemos incluir el pensamiento que piensa la realidad que crea el pensamiento que la piensa. Porque la realidad también es un proceso mental en el que no vale el juego de preguntarse si primero fue el huevo o la gallina. Todo se crea a la vez: el huevo, la gallina y el universo ya existen de antemano. Es como cuando se entra a una habitación con la luz apagada y en esa oscuridad total no existe nada hasta que se enciende la luz y de pronto todo aparece.

Y esto se debe a que «cuando despertó el dinosaurio seguía allí» o, mejor dicho, ya estaba allí. Así funciona la realidad, nadie piensa en cosas que no existen. ¿Es posible crear otro pensamiento que cree otra realidad distinta a la que vivimos? No se sabe, pero ya muchos andan en esa tarea.
Pero antes de avanzar en cosas más etéreas debemos aterrizar en la realidad más inmediata y pensar cómo saldremos del berenjenal por venir. Qué haremos ante las posibles guerras, la hambruna en puertas, las sequías, las pandemias que actualmente se cocinan en los recodos de este sistema, la crisis de suministros y las nuevas arquitecturas de poder.
Todo lo dicho anteriormente son hechos nacidos bajo la lógica de este pensamiento que no es muy lógico. Y al parecer hay una premisa instalada que muchos ya repiten como estribillo: la realidad solo es. Y no sabemos si en el fondo la intención es que no nos movamos o intentemos cambiarla porque debemos resignarnos a eso, a que solo es y no hay nada que hacer.
De cualquier forma hay que tener la idea de que de esa catástrofe algo de vida quedará. La historia y la naturaleza han demostrado que en las condiciones más adversas surge algo para darle continuidad al movimiento. Cuando algo se muere eso inerte sigue alimentando otros organismos. Como si el único propósito de la vida fuera alimentarse a si misma en esa molienda cuya dinámica es componerse y descomponerse.
Heathcliff Cedeño