Parroquia Adentro | Esquina de Carmelitas

0

Es común, entre los citadinos, que al referirnos a la esquina de Carmelitas pensemos en el edificio sede del Banco Central de Venezuela (BCV) o también pensemos en el viejo edificio del Correo de Carmelitas ubicado al suroeste de la mencionada esquina.

La cronista Carmen Clemente Travieso afirma que en el año 1725 vivía, en una vieja casona, la matrona doña Josefa de Ponte y Aguirre, quien solicitó y obtuvo autorización real para convertir su casa en un Convento dedicado a las Carmelitas Descalzas de Santa Teresa.

Las Monjas Carmelitas eran conocidas, entre otras razones, por preparar viandas y confituras para el deleite de los caraqueños de la época. También la sede del convento fue utilizada para la inhumación de altos dignatarios de los gobiernos de la época.

En 1874, el gobierno de Antonio Guzmán Blanco decretó la extinción de las congregaciones religiosas en el país, hecho que dio por finalizado el funcionamiento del convento cuya edificación fue acondicionada para convertirse en la Tesorería Nacional. En 1906, luego de una profunda remodelación planificada por el arquitecto Alejandro Chataing, inició sus actividades el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, hasta los años 50, momento en el cual fue demolido el edificio para dar paso a la construcción de la avenida Urdaneta y posteriormente a la moderna sede del BCV.

Al cruzar la calle, diagonal al convento, existió una notable residencia donde vivió María Josefina del Buen Consejo, hija del Conde de Tovar. Esta distinguida estructura fue levantada en el mismo espacio donde funcionó, en tiempos de la fundación de Caracas, una ermita en honor a San Sebastián, la cual fue barrida por un incendio.

En el año 1800, en su visita a Caracas, fueron hospedados en la acogedora casa los eruditos exploradores Alejandro de Humboldt y Aimé Bonpland. Esta edificación también fue sede temporal del Ministerio de Guerra al igual que fue residencia oficial del presidente de la República, Manuel Felipe de Tovar, entre 1860 y 1861.

Durante años la casa sirvió para albergar diversas instituciones, hasta que en 1933 fue convertida en la Oficina de Correos, institución precedente al actual Instituto Postal Telegráfico de Venezuela (Ipostel); actualmente, para disfrute de todos, sigue conservando su acogedor estilo colonial gracias a los trabajos de conservación realizados por las autoridades municipales y nacionales.

Parroquia Adentro:
Julio González Chacín. Fundador †
Renny Rangel Salazar.
Ricardo Rodríguez Boades
Gabriel Torrealba Sanoja
parroquiadentro@gmail.com