Tres en 1 | Memorias de un escuálido en decadencia

0

Asesinato

—¡Preparen! ¡Apunten! En tremendo peo nos metió el exsecretario de Defensa del compañero Trump con la publicación de sus memorias. Antes quiso joder a Trump el loco aquel de John Bolton, y ahora vino este carajo con un libro donde cuenta todo. “¿Qué prefieren?”, preguntó Trump, “asesinato, invasión o bloqueo”. Y parece que Guaidó dijo: “Las tres”. Y Carlos –dólares– Vecchio también dijo: “Eso es lo que queremos”. Y Julio –matemático– Borges también dijo: “Lo que usted prefiera, presidente”. Y un calvo que estaba ahí, y que gracias a los chavistas de La Tabla, esa página web que lo sabe todo, supimos que es un primo de Guaidó que lo acompaña a robar a todas partes que va. Ese carajo no dijo nada pero se reía. Según cuenta Mark Esper, no nos vamos a olvidar nunca de este nombre. Y la vaina nos la echó el Samuel Moncada, que seguro estaba sin hacer un carajo allá en la ONU, y se puso a leer el libro de Mark, y salió a publicar más de veinte tuits donde cuenta casi todo el libro. Y nosotros, es decir, ellos: Borges, Vecchio, Guaidó y el primo de Guaidó, allí de protagonistas frente al compañero Trump aceptando todo lo que el hombre decía. Y menos mal que nuestros amigos de los medios de comunicación no le pararon mucho a esta vaina y la dejaron pasar, solamente en twitter y en otras pequeñeces se pudo ver la vaina. Y eso hay que decirlo, como dijo el compañero Napoleón Bravo aquel día que no olvidaremos nunca: “Gracias medios de comunicación”.

Vamos de fracaso en fracaso. Todas nuestras vainas se saben, y ya está dando mucha vergüenza, y menos mal que nuestra gente no le para a eso, porque, por lo visto, son más sinvergüenzas que nosotros. Los compañeros del G4 se fueron a la murga de Panamá y allí nombraron como coordinador de ese peo a Omar Barboza, lo que quiere decir que nos volvimos a joder.

Hasta allá los invitó James Story, ese embajador que nos puso Estados Unidos en Colombia y que nos invita a todas partes para seguir hablando la misma pendejada, y menos mal que ya el interino no habla del cese a la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres, por cierto, ya muchos de los nuestros se olvidaron de esa marchantica. Y después apareció Gerardo –Fospuca– Blyde dándole la mano al Jorge Rodríguez, el de la Asamblea Nacional ilegítima, allá en México lindo y querido, y uno se vuelve loco de bola a bola porque no entiende un carajo.

Y, de ñapa, ahora nos dicen que Estados Unidos está flexibilizando las sanciones contra el dictador, y unos dicen que fue la oposición la que pidió que suavizaran la vaina porque estaba muy arrecha, y otros opositores dicen que no, que esa vaina es mentira, que ellos no pidieron esa vaina, sino más bien que las apretaran más, para ver si el dictador se va de una vez. Y la dictadura dice que sí, que las flexibilizaron y que las petroleras vienen a trabajar y a vender y a negociar y Venezuela es otra y la flexibilización se les fue de las manos a los compañeros, como diría el compañero Carlos Ortega y Gasset.

El papá de Margot llegó diciendo que “esa vaina no se hace. Cómo carajo van a ir a Estados Unidos a decir que maten al presidente, carajo, uno puede ser muy opositor pero esa vaina no se hace. Además, no solo eso, también querían invasión y bloqueo naval total, carajo, no me echen más cartas”. Y se fue hasta el cuarto y agarró la puerta y le metió ese coñazo tan duro que la vecina gritó: “Sálvanos de este desgraciao, Trump, mételo en la lista”.
—Mátame si quieres pero no me dejes–, me canta Margot.

________________

Retrato Hablado

 

“El bruto se cubre, el rico se adorna, el fatuo se disfraza, el elegante se viste”. Con esa frase el escritor Honoré de Balzac reforzaba su manera de ser: amante de la elegancia. Como escritor comenzó fracasando con su primer obra, Cromwell, publicada en 1820. También fracasó en el comercio, donde asumió varios negocios que lo llevaron a la quiebra. Era un gran coleccionista de obras de arte, eso y el derroche lo dejaron en la ruina. Pero en 1829 publicó su obra, El último chuan, que le permitió ser reconocido y adulado. Luego vinieron sus otras novelas: La fisiología del matrimonio (1929) y La piel de zapa (1831), obras que le permitieron ganarse un fundamentado prestigio. En 1834 publicó La búsqueda de lo absoluto, donde propuso la idea de una sociedad ficticia con los mismos personajes, dándole a su obra un sentido unitario. En 1841 se publicó su obra monumental, La comedia humana. Nació en Tours, Francia, el 20 de mayo de 1799, y murió en París el 18 de agosto de 1850.

_______________________________________

El viernes de Lira