CINE PARA LLEVAR | En Netflix, Bienvenidos a Edén (2022)

Luisa Ugueto Liendo

0

Todos tenemos problemas emocionales, vacíos internos que de no poder llenar corremos el riesgo de caer bajo el influjo de la gente equivocada, esos que te proponen soluciones exprés para temas complejos. Sí dejas de creer en ti, sí dejas de tener un plan, otros tendrán un plan contigo. Los personajes de Bienvenidos a Edén tienen algo en común: no tienen un plan, por lo contrario, tienen dudas, por eso será fácil que se dejen llevar por una posible felicidad que se esfuma como la espuma de la cerveza.

La serie protagonizada por Belinda, Amaia Salamanca,  Amaia  Aberasturi,  Ana Mena, Lola Rodríguez, Begoña Vargas, Berta Vázquez, Sergio Momo, entre otros,  plantea una trama que por ratos nos recuerda a La Playa, cinta de Danny Boyle del año 2000, protagonizada por Leonardo DiCaprio, donde un colectivo vive en una isla paradisiaca dejándose llevar por el amor, el bien y la hermandad, al menos aparentemente. Pronto descubriremos que ninguna de estas emociones y sentimientos forman parte de la realidad. En Bienvenidos a Edén lo que brilla tampoco es oro.

Todo lo que hacemos está dirigido a la búsqueda de la felicidad o al menos de la tranquilidad, por lo que es probable que seamos capaces de comprar cualquier método de alegría por más insustancial que éste sea. En edén la existencia que se les ofrece a los jóvenes que acaban de ganar el premio al viaje de sus vidas en un principio parece  única, sin embargo, pronto se dan cuenta que es como casi todo lo que de lejos parece perfecto, cuando te acercas puedes leer las letras pequeñas del contrato.

El trato que van a firmar los protagonistas en este viaje de placer que muy pronto se convierte en pesadilla los obliga a renunciar a todo, sobre todo a sí mismos, a la libertad de ser, de estar y de hacer con su tiempo y con sus vidas lo que les da la gana.

Esta serie distópica utiliza elementos fácilmente identificables para atrapar al espectador y aunque lo consigue, muchas veces te genera la sensación de estar presenciando una historia llena de lugares comunes y circunstancias que no cierran del todo.

No obstante, el factor entretenimiento siempre está presente, al igual que la curiosidad por acercarnos a la vida de los personajes quienes se encuentran en un cambio permanente. ¿Por qué? Porque son adolescentes (o casi adolescentes) que están buscando su lugar en un mundo, el cual se les muestra hostil, como a casi todos.  Frecuentemente la vida puede tornarse absurda para cualquiera de nosotros sin importar si estamos al comienzo o casi al final de la existencia.

Bienvenidos a Edén es una serie que mezcla el suspenso, el drama y la ciencia ficción para generar un ambiente que estimule la curiosidad de los espectadores, su público objetivo, jóvenes de menos de treinta años. Sin embargo, al igual que otras series de corte juvenil como Elite, también  disponible en Netflix, su argumento genera un interés que nada tiene que ver con el límite de la edad que tenga el espectador.

Una nueva vida siempre puede ser la esperanza de un mundo mejor para aquellos que deciden dejar lo conocido por un futuro incierto, sin embargo, también  podría ser el comienzo de un periplo de infelicidad y miseria. Cuidado con el cambio que pides, podría no ser como esperas.

 

Luisa Ugueto Liendo | @luisauguetol  | @cineparallevarbyluisaugueto