El Chinito Jiménez

0

Víctor “Chinito” Jiménez fue una leyenda por cruzar desde los Puertos de Altagracia hasta El Malecón, el Lago de Maracaibo, nadando de espaldas con la bandera en el pecho sin mojarla, en honor a La Chinita; además de cantante de tangos, publicista y locutor. El talentoso actor de teatro y comunicador social Ilya Izaguirre Jiménez, por su parte, es nieto del Chinito, hijo de Yazmina Jiménez, importante actriz teatral de Maracaibo, además de guionista y protagonista de la obra El retador del lago, basada en la fascinante historia del Chinito. Completan el elenco Israel y Gustavo Colina, personificando al famoso cantante de tangos Carlos Gardel y su guitarrista Guillermo Barbieri. Y hasta Alexis Blanco debe andar por ahí.

Conocí al Chinito Jiménez hace 50 años, él era locutor de Radio Popular, seguramente, porque a Bogotá llegó un día recomendado por el dueño de la emisora del circuito Higuera Miranda, Don José, padre de mi compadre Alejandro, de quien contaba la semana pasada, era mi compañero de apartamento. Todo nos hacía presumir que además de todos sus oficios, había adquirido el de espía de alta alcurnia, porque se había colado en Maracaibo el chisme de que estos mancebos cometían travesuras juveniles en una casa de 3 niveles, convertida en apartamento de 2 pisos, en la avenida Caracas, y en cuyo primer piso había una licorería regentada por Don Pedro, quien nos recibía los cheques en dólares girados contra un banco en Nueva York, (en ese tiempo no se podía usar dólares en Colombia) y, a cambio, nos proveía de botellas y nos daba efectivo para ir a la universidad y otros menesteres. Esa pudo ser la primera sospecha, jajaja, pero borramos toda huella de humos y nieves, y nos dedicamos a atender al emisario querido, porque terminamos tomándole un gran cariño y le hicimos comidas espectaculares.

La única travesura que puedo reportar fue que durante 2 días repetimos hasta el cansancio el aria La Calumnia, de “El Barbero de Sevilla”, de Rossini y, Don José Higuera, gran conocedor de óperas, soltó la carcajada.
La obra se estrenó ayer jueves 26 de mayo en el Teatro Baralt.

Ciudad CCS / Humberto Márquez