COMENTARIOS NOTICIABLES | Alberto, Fabricio y Jorge, tres luchadores infatigables

JJ Álvarez

0

Alberto Lovera, nació en Juan Griego, en la isla de Margarita, el 8 de agosto de 1923, descendiente de la etnia indígena Guaiqueríes, se desempeñó como obrero y dirigente sindical en compañías petroleras norteamericanas, perteneció al Partido Comunista de Venezuela (PCV), fue un infatigable luchador revolucionario, electo diputado del Congreso en 1952 durante la dictadura de Marco Pérez Jimenez  al que no se incorpora por derivar de una farsa electoral del dictador, lo cual le costó ser prisionero y torturado por la Seguridad Nacional. Liberado se fue a Colombia y regresa en 1954 a incorporarse a lucha política. En 1960 se alista por el PCV en la lucha armada con las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN). Es capturado y desaparecido el 18 de octubre de 1965 por la Digepol; a los 9 días, su cuerpo apareció encadenado con un pico clavado en el tórax flotando en las playas de Lecherías del estado Anzoátegui.

Fabricio Ojeda, nació en Boconó, estado Trujillo, el 6 de febrero de 1929, conoció cuánto sufría el pueblo venezolano cuando él ejercía el periodismo en el diario El Nacional y desarrollaba la actividad política en el partido  Unión Republicana Democrática (URD) que ayudó a fundar. También fue fundador de la Junta Patriótica en 1957, cuyo objetivo era derrocar la dictadura de Marcos Pérez Jiménez,  lo cual se logró el 23 de enero de 1958. Fue electo diputado por URD en 1958, conquista política que duró hasta el 30 de junio de 1962, cuando renuncia a su curul por escrito al parlamento para irse a las montañas a reforzar el movimiento guerrillero FALN como primer comandante. Es capturado el 2O de junio de1966 por el Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (SIFA) y asesinado con torturas y ahorcamiento el siguiente día 21 de junio de 1966.

Jorge Rodríguez, nació en Carora, estado Lara, el 16 de febrero de 1942, dirigente estudiantil directivo de la Federación de Centros Universitarios en 1966, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y luego de la Liga Socialista de la que fue fundador con Carmelo Laborit, el 19 de noviembre de 1973 y secretario general. Jorge Rodríguez inundó de ética revolucionaria la lucha estudiantil. Recuerdo la profundidad de sus palabras en el Foro sobre la Nacionalización Petrolera efectuado en el Sindicato de Radio y TV, convocado en febrero de 1976, por la secretaria de Cultura, Gloria Martín, en el que Jorge discrepó de la simulada negociación. El 25 de julio de 1976, Jorge Rodríguez es asesinado por la DISIP, con lesiones en 7 costillas, en el tórax y en el hígado.

Estos crímenes se llevaron a cabo mientras la derecha adeco-copeyana hablaba de derechos humanos y pretendía vestir con piel de ovejas a las hienas asesinas de Alberto, Fabricio y Jorge, hombres cuya lección revolucionaria no ha terminado.

JJ Álvarez