Abuelos caraqueños se graduaron de panaderos

En la jornada los abuelos expusieron sus exquisiteces.

39
39

Entre villancicos y un agradable ambiente navideño, un grupo de adultos mayores de distintas parroquias de la ciudad recibieron sus certificados de panadería básica, panadería navideña y repostería. La actividad se realizó en el Centro Municipal de apoyo al Poder Popular (Cmapp) de La Vega, espacio recuperado por la Alcaldía de Caracas.

Pan de jamón, pizza, tequeños, alfajores, cachitos, pan salado, bolitas de queso, bastones navideños, torta negra, catalinas, golfeados y tartaletas, fueron algunas de las exquisiteces expuestas durante la actividad. Todos los productos fueron elaborados por los adultos mayores de las parroquias La Vega, Macarao, Caricuao y El Paraíso.

Los 32 participantes recibieron una formación gastronómica, mediante cursos gratuitos, donde aprendieron un nuevo oficio con el apoyo de la municipalidad que será de utilidad a lo largo de sus vidas. El aprendizaje fue posible gracias al apoyo del profesor Luis Silva, promotor cultural de la Alcaldía de Caracas, quien explicó el mecanismo que llevó acabo para la formación de los participantes.

“La metodología del aprendizaje es la práctica de trabajo porque es la manera más sencilla para ellos, los pasos que deben seguir en cada receta. Hoy se puede ver el resultado de lo que los abuelos son capaces de hacer sin necesidad de acudir a las panaderías especuladoras, ya que todo lo aprenden aquí en el centro y lo aplican en sus casas”, dijo.

ABUELOS ACTIVOS

Virginia Calle, de 84 años de edad, de la parroquia La Vega, expresó su satisfacción por haber culminado el curso de Repostería y Panadería Navideña.

“Me siento muy feliz y agradecida con el profesor Luis Silva por el apoyo y la paciencia que nos brindó a los adultos mayores durante este proceso. Además, invito a los abuelos a que participen en estas actividades, porque somos capaces a pesar de nuestra edad de lograr muchas cosas”.

INGRID RUIZ/CIUDAD CCS
FOTO ANDY MARRERO

 

 

 


Únase a la conversación