Acusan de pederastia a 400 curas de la Iglesia católica en EE UU

La información fue revelada en un informe presentado por abogados de las víctimas

Aproximadamente 400 miembros de la Iglesia católica de Estados Unidos (EE UU) fueron acusados de abusos sexuales a menores, de los cuales 20 fueron denunciados en su momento a las autoridades civiles.

Así lo revela un informe presentado por abogados que han actuado como representantes de las víctimas de miembros de la Iglesia Católica en ese país desde los años 50.

El abogado Mark Pearlman precisó que en este informe se compila por primera vez una lista completa de 185 páginas de antecedentes y declaraciones de las víctimas de los acusados, citan medios internacionales.

Las investigaciones comenzaron luego de la denuncia presentada en diciembre pasado por la fiscal general de Illinois, Lisa Madigan, quien informó que se tenía conocimiento de 690 denuncias de abusos en la arquidiócesis de Chicago y las diócesis de Belleville, Joliet, Peoria, Rockfort y Springfield.

“Los datos revelan la horrorosa escala de los sacerdotes que asaltan sexualmente a menores hasta el día de hoy (…) Tal vez lo más impactante de los descubrimientos es que algunos perpetradores fueron transferidos intencionadamente y retenidos en puestos de confianza con acceso directo a niños, incluso después de que se sabía que abusaban sexualmente de niños”, dice el informe denominado The Anderson Report, citan los medios.

Este documento se presenta un mes después de haberse realizada la Cumbre en El Vaticano, convocada en septiembre pasado por el papa Francisco, tras las constantes denuncias de abusos sexuales a menores de edad por parte de clérigos en diferentes partes del mundo.

A principios de año, 15 diócesis de la Iglesia Católica de Texas identificaron a 286 sacerdotes y representantes del clero, involucrados en abusos sexuales a menores de edad en las últimas décadas.

Hasta los momentos, cerca de 50 diócesis de Estados Unidos han publicado nombres de los miembros de la Iglesia católica que han abusado de menores, que ya alcanzan los mil 200 curas acusados.

En agosto pasado, el estado de Pensilvania publicó un informe judicial de más de mil 400 páginas, en el que se denunció a 300 miembros del clero estadounidense por prácticas contra menores de edad.

Por este caso, el pasado 11 de enero fue condenado de dos a 14 años de prisión el cura David Poulson, acusado por abusar de dos menores de edad en Pensilvania. Poulson se declaró culpable en octubre último de agresiones sexuales e intentos de esas inapropiadas conductas contra un niño de ocho años y un adolescente de 15.

El fiscal del Estado de la nación norteamericana, Josh Shapiro, informó que el cura, que había sido suspendido de la Iglesia católica el año pasado, había abusado hasta 20 veces de una de sus víctimas.

De acuerdo con un informe presentado por la cadena española SER, en EEUU ha habido más de mil 300 casos verificados desde la década de 1950.

AVN

Únase a la conversación