Amenazas de bomba afectaron 22 ciudades rusas

Entre el lunes y ayer, autoridades desalojaron 205 lugares por llamadas anónimas que denunciaban la colocación de artefactos explosivos

168
168

Una ola de llamadas anónimas sobre artefactos explosivos afectó a 45.000 personas en 22 ciudades de Rusia, comunicó una fuente de los servicios de seguridad.

De 205 lugares públicos, agregó la fuente, fueron evacuadas más de 45.000 personas en total.
Actualmente, las fuerzas de seguridad trabajan en identificar a los culpables.

Por su parte, una fuente de los servicios de emergencia informó a Sputnik que ayer las llamadas anónimas se registraron en 17 ciudades, incluida Moscú. En total los especialistas inspeccionan más de 190 instalaciones públicas.

En Moscú, autoridades inspeccionaban ayer 23 lugares públicos, incluidos grandes centros comerciales y estaciones ferroviarias.

El servicio de prensa de Ferrocarriles de Rusia comunicó a Sputnik que se evacuó a los pasajeros de las estaciones de trenes Yaroslavski y Kazanski de Moscú, tras el aviso de la colocación de artefactos explosivos.

En los últimos tres días, servicios de seguridad de numerosas ciudades rusas recibieron llamadas anónimas sobre la colocación de explosivos.

Las amenazas provocaron, a inicio de la semana, cierres y evacuaciones masivas en distintos edificios e instituciones locales.

El martes, el Departamento de Educación de la ciudad rusa de Perm suspendió clases en todos los colegios de la urbe por falsa alarma de bomba, dijo a Sputnik un representante de la administración local.

Según la entidad, ese día por la mañana la Policía recibió información de que en siete escuelas de la localidad fueron colocados artefactos explosivos.

“Tras las llamadas recibidas, el Departamento de Educación de Perm envió cartas informativas sobre la suspensión de clases a los centros docentes de la ciudad”, dijo el representante del ayuntamiento local.

De los centros fueron evacuados 5.706 estudiantes y profesores.

Los servicios de seguridad de otras grandes ciudades rusas también recibieron ese día las llamadas anónimas sobre la colocación de explosivos, entre ellas la ciudad de Yuzhno-Sajalinsk, donde desalojaron cuatro centros comerciales, y Vladivostok.

Por su parte, un representante de la dirección local del Servicio de Seguridad de Rusia de la ciudad de Magadán informó a Sputnik de la evacuación de dos cines, un mercado, cuatro escuelas y dos universidades por falsa alarma de bomba.

La Policía de Stávropol también recibió advertencias sobre la presencia de objetos sospechosos.

Según medios locales, en la ciudad fueron desalojados un colegio, una universidad, una estación de autobuses y varios mercados.

En Krasnoyársk evacuaron grandes centros comerciales, además de la estación de autobuses, el aeropuerto y el edificio del Ayuntamiento, informó el martes el diario local KrasnoyarskMedia.

A su vez, un representante de la dirección local de la Guardia Nacional de Rusia declaró a Sputnik que los especialistas inspeccionaban una serie de edificios en la ciudad de Kaliningrado, tras recibir la información sobre la presencia de artefactos explosivos.

En Cheliabinsk por falsa alarma fueron evacuados siete centros comerciales, pero tras inspeccionarlos la Policía no detectó ningún objeto sospechoso.

La Policía de Ekaterimburgo tampoco halló bombas tras inspeccionar una estación de autobuses, un centro comercial y un centro de negocios de la ciudad.

El lunes, las evacuaciones masivas también se llevaron a cabo en las ciudades rusas de Briansk, Omsk, Novosibírsk y Riazán.

En este contexto, el vicepresidente primero del Comité de Defensa y Seguridad del Senado ruso, Frants Klintsévich, propuso aumentar el castigo por “el terrorismo telefónico” hasta ocho años de prisión.

Una fuente de los servicios de seguridad ruso afirmó el martes que las llamadas proceden del territorio de Ucrania.

CIUDAD CCS
FOTO AFP


Únase a la conversación