ANC respalda acciones del jefe de Estado para anular amenazas de EEUU

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) acordó apoyar firmemente las acciones que emprenda el jefe de Estado para anular la amenaza que representa una...

389
389

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) acordó apoyar firmemente las acciones que emprenda el jefe de Estado para anular la amenaza que representa una intervención militar promovida por el Gobierno de los Estados Unidos en contra de Venezuela.

A través de un acuerdo aprobado este sábado, la instancia plenipotenciaria acordó también “Alertar a los Parlamentos del mundo y a la comunidad internacional sobre la gravedad de lo expresado por el señor Donald Trump, lo cual confirma todas las denuncias realizadas por Venezuela en el escenario internacional acerca de la escalada de agresiones contra nuestra Patria y la existencia de planes para una acción militar contra nuestro pueblo.”

A continuación, el texto íntegro:

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE

La Asamblea Nacional Constituyente, en ejercicio de su poder originario emanado del mandato conferido por el Pueblo de Venezuela el 30 de julio de 2017 en elecciones democráticas, libres, universales, directas y secretas, de conformidad con lo previsto en los artículos 347, 348 y 349 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, teniendo presente que Venezuela se constituye como una nación soberana, libre e independiente y que tiene, entre otros fines, la preservación del derecho a la paz y de la integridad territorial.

CONSIDERANDO

Que el 11 de agosto de 2017 el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.) señor Donald Trump, amenazó públicamente con el uso de la fuerza militar contra la República Bolivariana de Venezuela;

CONSIDERANDO

Que la declaración del señor Donald Trump constituye la más grave amenaza proferida contra la Patria de Simón Bolívar desde el bloqueo de nuestras costas en 1902 por parte de varias potenciales imperiales, con el apoyo del gobierno de los EE.UU.;

CONSIDERANDO

Que la infeliz, cobarde y belicista amenaza del señor Donald Trump supone el mayor acto de hostilidad cometido por el imperio estadounidense en la historia de las relaciones entre ambos países, y que, de concretarse, supondría una crisis de dimensiones históricas para toda la región latinoamericana y caribeña;

CONSIDERANDO

Que la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe declaró esta área del mundo como Zona de Paz y, por lo tanto, los Estados miembros no tolerarán la imposición de ningún conflicto militar;

CONSIDERANDO

Que las amenazas del señor Trump constituyen una vergonzosa y flagrante violación de los principios del Derecho Internacional que protegen la soberanía, la autodeterminación, la no injerencia y el derecho a la paz que tiene toda nación libre e independiente, establecidos en la Carta de las Naciones Unidas;

CONSIDERANDO

Que el señor Donald Trump es el jefe de la coalición de gobiernos del continente americano para la intervención de Venezuela mediante una grosera ofensiva diplomática, política, económica, financiera y mediática contra la República Bolivariana de Venezuela;

CONSIDERANDO

Que este intento de intimidación por parte del jefe del imperio estadounidense se enmarca dentro de la histórica tensión entre el proyecto Monroe de dominación y la doctrina independentista de Simón Bolívar, en cuyo desarrollo destaca la política de “cambio de régimen” iniciada por George Bush en el año 2000, así como su desesperación por hacerse del control de las mayores reservas de petróleo del planeta;

CONSIDERANDO

Que el expresidente Barack Hussein Obama sentó las ilegítimas bases para una agresión armada contra Venezuela, al promulgar y renovar la Orden Ejecutiva que declaró a la República Bolivariana de Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria para la política exterior y la seguridad de los EE.UU;

CONSIDERANDO

Que a partir del Decreto de Barack Obama, el Gobierno de EE.UU. ha incrementado sus acciones injerencistas y agresivas contra nuestra Patria, llegando al extremo de amenazar con el poderío de su maquinaria de guerra responsable de los más graves crímenes contra la humanidad a una nación pacífica, que en nada amenaza al país hegemón del continente, como no sea con su ejemplo de dignidad,libertad y soberanía;

CONSIDERANDO

Que pese a ser blanco de la más feroz campaña de agresiones en nuestra historia democrática y disponer de evidencia pública de la responsabilidad del gobierno delos EE.UU. en tales hechos, el Presidente Nicolás Maduro ha trabajado incansablemente por la paz, invitando permanentemente al diálogo entre nuestros países y a la normalización de nuestras relaciones, poniendo como única condición el respeto a la soberanía de Venezuela;

CONSIDERANDO

Que factores políticos nacionales de profundo carácter antivenezolano han permanente alentado y propiciado acciones de diversa naturaleza de gobiernos extranjeros contra el pueblo de Bolívar, incluyendo el bloqueo financiero y la agresión militar, en clara contravención del deber constitucional de honrar y defender la Patria.

ACUERDA

PRIMERO. Rechazar de manera categórica la infeliz, ofensiva y temeraria amenaza militar del señor Donald Trump, Presidente de los Estados Unidos de América contra la República Bolivariana de Venezuela.

SEGUNDO. Expresar nuestro completo y absoluto respaldo al presidente Nicolás Maduro, a las instituciones del Estado, a nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, y a todo nuestro pueblo ante este infame intento de intimidación.

TERCERO. Apoyar firmemente desde esta Magna Asamblea Nacional Constituyente todas las acciones que adopte el Jefe del Estado para anular y conjurar esta amenaza contra la Patria y avanzar en la consolidación de la paz interna de Venezuela y la normalización de las relaciones internacionales, sobre la base del indeclinable derecho a la paz de nuestro pueblo.

CUARTO. Alertar a los Parlamentos del mundo y a la comunidad internacional sobre la gravedad de lo expresado por el señor Donald Trump, lo cual confirma todas las denuncias realizadas por Venezuela en el escenario internacional acerca de la escalada de agresiones contra nuestra Patria y la existencia de planes para una acción militar contra nuestro pueblo.

QUINTO. Solicitar a los órganos competentes el inicio inmediato de las investigaciones y procesos respectivos para determinar la responsabilidad y las sanciones correspondientes, contra los actores políticos nacionales que han promovido la agresión militar, económica y política contra la Patria venezolana.

SEXTO. Convocar a todos los y las patriotas de Venezuela a poner a un lado nuestras diferencias y a unirnos en un solo cuerpo en defensa de nuestra madre, Venezuela, tomando en cuenta que su protección y defensa es deber insoslayable de todo quien lleve en su pecho como estandarte e inspiración a Venezuela.

Frente a la amenaza de los poderes imperiales y del hegemonismo racial que busca recolonizar nuestro territorio decimos con El Libertador Simón Bolívar: “Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la libertad”.

Dado y firmado en el Hemiciclo Protocolar del Palacio Federal Legislativo, en Caracas, a los doce días del mes de agosto de dos mil diecisiete. Años 207° de la Independencia, 158° de la Federación y 18° de la Revolución Bolivariana.

Ciudad CCS

 


Join the Conversation